domingo, 11 de diciembre de 2016

¿Por qué flotan los peces cuando se mueren?


Todos nos acordamos de la primera vez que vimos morir nuestro primer pez. Qué llorera. Ese primer pez que solía ser de color naranja y que teníamos atrozmente atrapado en una pecera en forma de esfera hasta que se quedaba sin oxígeno.

Pero... ¿por qué los peces cuando se mueren se quedan flotando? Puede que se hundan temporalmente, pero luego, siempre acaban en la superficie. ¿Por qué sucede esto?

La explicación la encontramos en un órgano imprescindible para los peces: la vejiga natatoria. Es su órgano de flotación. Se trata de una especie de bolsa flexible que se llena de gases cuando el pez quiere nadar por la superficie, lo que provoca que aumente su flotabilidad, o se vacía cuando quiere hundirse. Más o menos de la misma manera que lo hace un submarino.

El pez puede hinchar esta vejiga tragado aire en la superficie, que luego libera si quiere hundirse, o bien algunas especies generan el propio gas por intercambio gaseoso con la sangre.

Al morir el pez suelta todo el aire, lo que provoca que se hunda. Pero cuando empieza la descomposición del pez se generan gases que hinchan de nuevo la vejiga hasta que lo hacen ascender hasta la superficie.


Esta sería la forma natural de morir de un pez. Ahora bien, si eres pescador, y al devolver el pez al agua se queda flotando y muere, esto no lo provoca la descomposición. No le da tiempo. Al estar fuera del agua el pez se ha llenado de aire y al morir, es incapaz de volver a hundirse.

0 comentarios:

Publicar un comentario