domingo, 20 de noviembre de 2016

Superluna, supernoticia



Pocos acontecimientos son capaces de apartar de primera plana a la política. Y eso que entre el panorama nacional y el internacional vamos bien nutridos. Quién nos iba a decir a los que nos gusta mirar el cielo que durante dos días la luna conseguiría abrir informativos y ocupar las portadas de los periódicos. Una superluna sin duda especial. ¿Tan excepcional fue?

Los que este lunes dedicamos unos minutos a contemplar la luna nos podemos considerar unos afortunados. Se dieron dos circunstancias que por sí solas no tienen nada fuera de lo normal. Por un lado teníamos luna llena. Por el otro, era el día en el que la Tierra y la Luna se encuentran en su posición más cercana. En astronomía esto se denomina Perigeo. Esta coincidencia hace que podamos hablar de superluna.  

Esta superluna ha sido aún más especial. Desde el año 1948 no se veía tan grande. Nada más y nada menos que 68 años. Para la próxima tocará esperar a 2034. Se ha visto un 14% mayor y un 30% más brillante. Pero ojo, aquí hay trampa y pocos medios lo cuentan. Estos porcentajes son respecto a la luna llena más pequeña del año. Esto hace que tuviéramos cierta sensación de decepción al ver que la luna era muy parecida a la de otros días.

A menudo se suele acusar a los medios de comunicación de exagerar las noticias para lograr un buen titular. No considero que este sea un caso, pero he echado de menos en casi la totalidad de las informaciones que la comparación es respecto a la luna más pequeña, y esto cambia las cosas.

De todas maneras ver aparecer la luna por el horizonte fue espectacular. Tan grande y teñida de naranja, subiendo a gran velocidad, fue algo que cuesta describir en palabras.

0 comentarios:

Publicar un comentario