domingo, 15 de mayo de 2016

¿Por qué las nubes son blancas?


La naturaleza que nos rodea es todo un misterio. Solemos dar por entendidas muchas de las cosas que la componen, como por ejemplo de dónde sale el agua que baja por los ríos o por qué las plantas son verdes. Más de uno ha utilizado esta sabiduría para ligar. Todo perfecto, hasta que llega la inocencia de un niño y te pregunta: ¿Por qué las nubes son blancas? Tu mundo se desvanece.

Si las nubes están formadas por minúsculas gotitas de agua en suspensión, y el agua es transparente... ¿no deberíamos ver las nubes de color azul? ¿Y por qué algunas nubes son más oscuras? Vamos a dar una respuesta sencilla a estas dos preguntas.

Antes de nada toca recordar que las nubes no están formadas por vapor de agua. El vapor de agua es transparente, y ahora mismo te rodea y no lo ves. Las nubes están compuestas por minúsculas gotas suspendidas en grupo en el aire.

Cuando la luz del sol incide en cada gota de agua de la nube, los rayos sufren desviaciones. Cada longitud de onda de la luz visible, es decir, cada color, se desvía con un ángulo distinto. Pero lo más importante de esto es que toda la luz que llega del sol, sale completamente toda de la gota de agua, aunque está repartida. No se pierde nada en el camino. Eso quiere decir que si la luz del sol es blanca, el resultante de toda la luz que sale de la gota también será blanco. Si sumamos toda la luz que sale de todas la gotas que forman una nube, el resultante será el color blanco.

¿Qué ocurre con las nubes más oscuras? Normalmente la base de las nubes más grandes no es blanca. Básicamente es así porque ahí no puede llegar la luz del sol ya que la tapa el resto de la nube. Otras veces vemos nubes pequeñas que son oscuras porque tienen otra capa de nubes por encima que le tapan la luz. Así de sencillo.  

1 comentarios:

  1. Añadiría lo siguiente a la explicación. El cielo se observa azul porque las moléculas de aire de la atmósfera dispersan más las longitudes de onda cortas (azul) de la luz proveniente del sol, y afecta menos al resto de longitudes de onda (colores). Al dispersar los rayos azules con mayor intensidad, nosotros observamos el cielo azul.

    Sin embargo, las gotas de agua que componen las nubes son mucho mayores que las moléculas del aire, y la dispersión debida a ellas, es casi independiente de la longitud de onda en el rango visible. Por eso se ven blancas, y no azules como el cielo.

    ResponderEliminar