domingo, 17 de abril de 2016

No busques el arcoíris al mediodía


Es uno de los espectáculos más bonitos del cielo. El arcoíris aparece cuando se produce esa mezcla mágica de sol y lluvia al mismo tiempo. En primavera lo podemos disfrutar muchas veces ya que es época de chubascos y chaparrones que suelen durar poco y dejan aparecer el sol rápidamente.

Hay una peculiaridad del arcoíris que pocos se imaginan. No puede verse durante las horas centrales del día cuando el sol está en lo más alto. ¿Por qué?

Para poder ver el arcoíris es necesario que la luz del sol incida con un ángulo de 42 grados sobre las gotitas de lluvia desde nuestro punto de vista, tal y como podemos ver en la siguiente imagen.




Si el sol se eleva más de 42 grados a nuestra espalda, dejaremos de observarlo. En el siguiente esquema puedes hacerte una idea de lo que sucede. Si el sol sigue ascendiendo, el arcoíris estará cada vez más bajo hasta que desaparezca virtualmente bajo tierra.



En realidad, el arcoíris es una circunferencia perfecta, pero parte de ella siempre queda oculta a nuestros ojos.

Si ves que llueve y sale el sol, pero el arcoíris no aparece, tendrás que esperarte a que el sol esté más bajo para que aparezca. 

Por cierto, y para terminar, la palabra "arcoíris" se puede escribir, según la Real Academia de la Lengua, junta o separada. Es decir, "arco iris" o "arcoíris". 

0 comentarios:

Publicar un comentario