¿Por qué hay fruta de tantos colores?

Detrás de los llamativos colores de la fruta hay una lucha encarnizada por la supervivencia

¿Superó la barrera del sonido Baumgartner?

Un gran evento publicitario que merece ser analizado más profundamente

Los helados y el dolor de cabeza

Ahora entenderás por qué te duele la cabeza al comerte rápido un helado

Otras formas de beber

Algunos insectos disponen de sistemas alternativos muy curiosos

Uno de los suicidios más famosos

Detrás de los azucarillos alargados se esconde una gran tragedia

domingo, 20 de marzo de 2016

La huella hídrica de las bebidas



La huella hídrica es la cantidad de agua que se necesita para producir un bien o un servicio. Se suele utilizar especialmente para los alimentos, y en particular, para la carne, debido al volumen descomunal de agua que se requiere. Por ejemplo, para hacer un filete de ternera de 300 gramos son necesarios 4.500 litros de agua. En estos 4.500 litros está incluida el agua que bebe la res, la que se necesita para producir su comida o incluso el agua que requiere la maquinaria de la granja.

Con las bebidas podemos hacer exactamente el mismo cálculo. Según www.waterfootprint.org estos son los datos referentes a la huella hídrica de tres de nuestras bebidas más típicas.

Para producir un litro de cerveza se necesitan 296 litros de agua.
Para producir un litro de vino se necesitan 872 litros de agua.
Para producir un litro de leche se necesitan 1.020 litros de agua.

¿No te parece muchísimo? Pues es la realidad.


Este es uno de los muchos motivos por los que se recomienda un consumo más racional de la carne. Y desde este punto de vista, beber cerveza no está tan mal, ¿no?

viernes, 11 de marzo de 2016

El suelo que respira


Mira con atención el siguiente vídeo:


A simple vista puede parecer un fake, un vídeo manipulado digitalmente. Hoy en día ya se tiene que dudar de todo lo que se ve en internet hasta que alguien te confirme que es 100% real. Pues hoy estamos en uno de estos casos. ¿Es real? ¿No lo es? A estas horas, nadie lo ha podido confirmar, así que cogeremos con pinzas el vídeo. Pero el fenómeno que lo provoca sí puede ser real. Lo podemos ver en el siguiente vídeo: 


En este segundo vídeo contemplamos los típicos bufones de Llanes (Asturias). Las olas chocan contra las rocas y se meten entre las cavidades bajo tierra. Debido a la presión que se ejerce, el aire y parte de agua salen expulsados a la superfície de esta manera tan espectacular. 

El primer vídeo que hemos visto, si no es un fake, podría tratarse de lo mismo. Fue grabado en Cadimare (Italia) frente a la línea de costa donde el mar choca contra las rocas. Todo parece indicar que el suelo sobre el que se asientan los adoquines no es firme y tiene cavidades por donde sale a la superfície el aire que las olas del mar meten a presión. 

Quizá dentro de unos días tenga que comerme con patatas esta explicación, pero no podía dejar pasar la oportunidad de enseñaros el vídeo porque vale mucho la pena. 

domingo, 6 de marzo de 2016

Cómo saber si un año es bisiesto



Muchos acabamos perdiendo la cuenta y nunca recordamos si el año que empieza es bisiesto o no lo es. Hoy vamos a ver dos maneras distintas para saber si al mes de febrero le tenemos que añadir un día o no.

El primer método es el matemático. Si el año en cuestión es divisible entre 4, tiene todos los números para ser bisiesto. Pero tiene que cumplir otro requisito: que no sea divisible entre 100. Pero cuidado, los que lo son entre 400 sí lo son. Parece complicado, pero todos los que estéis leyendo esto difícilmente llegaréis vivos a 2100, así que si es divisible entre 4, es bisiesto.


El otro método es mucho más sencillo y les gustará a los amantes del deporte. Todos los años en los que hay Juegos Olímpicos son bisiestos. Y en los que se disputa la Eurocopa de fútbol también.