¿Por qué hay fruta de tantos colores?

Detrás de los llamativos colores de la fruta hay una lucha encarnizada por la supervivencia

¿Superó la barrera del sonido Baumgartner?

Un gran evento publicitario que merece ser analizado más profundamente

Los helados y el dolor de cabeza

Ahora entenderás por qué te duele la cabeza al comerte rápido un helado

Otras formas de beber

Algunos insectos disponen de sistemas alternativos muy curiosos

Uno de los suicidios más famosos

Detrás de los azucarillos alargados se esconde una gran tragedia

domingo, 11 de diciembre de 2016

¿Por qué flotan los peces cuando se mueren?


Todos nos acordamos de la primera vez que vimos morir nuestro primer pez. Qué llorera. Ese primer pez que solía ser de color naranja y que teníamos atrozmente atrapado en una pecera en forma de esfera hasta que se quedaba sin oxígeno.

Pero... ¿por qué los peces cuando se mueren se quedan flotando? Puede que se hundan temporalmente, pero luego, siempre acaban en la superficie. ¿Por qué sucede esto?

La explicación la encontramos en un órgano imprescindible para los peces: la vejiga natatoria. Es su órgano de flotación. Se trata de una especie de bolsa flexible que se llena de gases cuando el pez quiere nadar por la superficie, lo que provoca que aumente su flotabilidad, o se vacía cuando quiere hundirse. Más o menos de la misma manera que lo hace un submarino.

El pez puede hinchar esta vejiga tragado aire en la superficie, que luego libera si quiere hundirse, o bien algunas especies generan el propio gas por intercambio gaseoso con la sangre.

Al morir el pez suelta todo el aire, lo que provoca que se hunda. Pero cuando empieza la descomposición del pez se generan gases que hinchan de nuevo la vejiga hasta que lo hacen ascender hasta la superficie.


Esta sería la forma natural de morir de un pez. Ahora bien, si eres pescador, y al devolver el pez al agua se queda flotando y muere, esto no lo provoca la descomposición. No le da tiempo. Al estar fuera del agua el pez se ha llenado de aire y al morir, es incapaz de volver a hundirse.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Playas sin arena y lamentos


Ya nos habíamos olvidado de lo que era un temporal de otoño en el Mediterráneo. Las tempestades que hemos vivido estas últimas semanas han vuelto de dejar playas, especialmente las valencianas, sin arena. Todo son lamentos cuando queremos pasear por unas playas que ya no son playas, pero a todos nos encanta vivir en la primera línea de costa.
Vamos a recordar primero qué ocurre en una playa natural en la que el hombre no ha intervenido. Cuando viene un temporal, el fuerte oleaje y la marea se llevan la arena de la playa hacia dentro y la línea de costa retrocede. Días después del temporal, de forma totalmente natural, el mar devuelve la arena que se había llevado de forma paulatina.
Cuando en la costa se empieza a acumular cemento y asfalto en forma de paseos y edificios, el ciclo natural se interrumpe. El mar embravecido de otoño engulle la arena y en la prensa aparecen las fotos de los paseos marítimos lindando directamente con las olas sin arena que los separe. Por mucho que se añada arena, como se hace en la mayoría de los casos, el mar volverá cada otoño a llevarse la parte que le pertoca.
Luego llegan los espigones, esas moles de grandes cubos de cemento y piedras diseñadas para proteger la primera línea de mar, pero que detienen por completo el movimiento natural de las arenas de nuestras playas. Eso sí, lo bonito que es pasear aprovechando la puesta de sol, ¿verdad? Son una atrocidad.
No podemos pretender ir en contra de la naturaleza. Si desviamos el curso de un río para construir una calle, a la que lleguen fuertes lluvias el río volverá a su curso natural arrasando todo lo que se encuentre y llegarán los lamentos. Con el mar pasa lo mismo. Ya podemos gastarnos miles de euros rellenando la playa con arena, que cuando llegue el otoño, los billetes se irán con la fuerza de las olas.
-Artículo publicado originalmente en Europea Media-

domingo, 27 de noviembre de 2016

La maqueta de la luna



Hace unos días tuve que dar una charla en un colegio para explicar el fenómeno de la superluna. Como no es sencillo de explicar, me ayudé de una maqueta que preparé el fin de semana anterior y que hoy me gustaría enseñarte porque es fácil de hacer y los niños nos pueden ayudar. 

La maqueta tiene dos caras. Las dos fotografías superiores del mosaico muestran una de las dos caras. Aquí podemos ver las fases de la luna, junto al sol. En el agujero figura que estaría la Tierra, pero en lugar de ella, pondremos nuestra cabeza para representar el mismo punto de vista. De esta manera, girando la vista podemos ir observando las distintas fases de la luna. La mejor manera para entenderlo. 

Si giramos la maqueta (2 fotografías inferiores del mosaico) vemos la órbita elíptica que describe la luna alrededor de la Tierra. Es una órbita algo exagerada, pero necesario para que los niños entiendan el perigeo y el apogeo, cuando la luna y la Tierra están en su punto más cercano y más alejado respectivamente. El funcionamiento es el mismo que antes: ponemos la cabeza en el agujero simulando que estamos en la Tierra y veremos en una ciudad la luna más grande (perigeo) que en la otra (apogeo).

La superluna se da cuando coincide la luna llena con el perigeo, y como resultado, vemos la luna más grande. 

Te dejo algunas fotografías de la visita al colegio.


domingo, 20 de noviembre de 2016

Superluna, supernoticia



Pocos acontecimientos son capaces de apartar de primera plana a la política. Y eso que entre el panorama nacional y el internacional vamos bien nutridos. Quién nos iba a decir a los que nos gusta mirar el cielo que durante dos días la luna conseguiría abrir informativos y ocupar las portadas de los periódicos. Una superluna sin duda especial. ¿Tan excepcional fue?

Los que este lunes dedicamos unos minutos a contemplar la luna nos podemos considerar unos afortunados. Se dieron dos circunstancias que por sí solas no tienen nada fuera de lo normal. Por un lado teníamos luna llena. Por el otro, era el día en el que la Tierra y la Luna se encuentran en su posición más cercana. En astronomía esto se denomina Perigeo. Esta coincidencia hace que podamos hablar de superluna.  

Esta superluna ha sido aún más especial. Desde el año 1948 no se veía tan grande. Nada más y nada menos que 68 años. Para la próxima tocará esperar a 2034. Se ha visto un 14% mayor y un 30% más brillante. Pero ojo, aquí hay trampa y pocos medios lo cuentan. Estos porcentajes son respecto a la luna llena más pequeña del año. Esto hace que tuviéramos cierta sensación de decepción al ver que la luna era muy parecida a la de otros días.

A menudo se suele acusar a los medios de comunicación de exagerar las noticias para lograr un buen titular. No considero que este sea un caso, pero he echado de menos en casi la totalidad de las informaciones que la comparación es respecto a la luna más pequeña, y esto cambia las cosas.

De todas maneras ver aparecer la luna por el horizonte fue espectacular. Tan grande y teñida de naranja, subiendo a gran velocidad, fue algo que cuesta describir en palabras.

domingo, 6 de noviembre de 2016

La culpa no es del tiempo


No son días fáciles para los que vivimos en la gran ciudadLos índices de contaminación están por las nubes y la capital, Madrid, ya ha tomado medidas para rebajar estos índices restringiendo el tráfico. Barcelona vive algo parecido. No deja de ser curioso que desde la misma ciudad no vemos la boina de contaminación. La capa anaranjada que nos cubre solo es apreciable desde las afueras.
Habitualmente leemos en la prensa que las condiciones meteorológicas son las que hacen aumentar la concentración de partículas contaminantes. No podemos negar que la afirmación anterior es cierta, pero con matices. Lo que no podemos aceptar de ninguna manera es que la meteorología es la que provoca la contaminación.
Vamos a recordar primero por qué estos días respiramos un aire tan sucio. Estamos bajo la influencia de un anticiclón, que implica altas presiones. La elevada presión que ejerce la atmósfera impide que el aire que está en contacto con el suelo ascienda. Es decir, actúa a modo de tapa de una sartén. Si además tenemos en cuenta que el viento en superficie es bajo o nulo, podemos deducir por qué el aire no se está renovando. ¿Cuándo cambiará esto? En el momento que disminuya la presión, llegue una borrasca o un frente con lluvia, o cuando el viento aumente su intensidad.
El tiempo no es ni mucho menos el responsable de esta situación tan preocupante. Solo nos recuerda de vez en cuando la cantidad de gases que arrojamos al aire, el mismo aire que luego pasa a nuestros pulmones. ¿De quién es la responsabilidad? Lo fácil es culpar al ciudadano, inculcándole que debe utilizar un coche eléctrico o reciclar los envases. Pero la huella de lo que podemos hacer de forma individual es minúscula. La iniciativa la debería haber tomado hace muchos años alguien que lleva corbata.

-Artíclo publicado originalmente en Europea Media-

domingo, 23 de octubre de 2016

¿Por qué Marte?


A pocos días para acabar su mandato, Barack Obama ha dado esta semana un titular sorprendente con estas palabras: “Le hemos puesto un claro objetivo vital al siguiente capítulo de la historia de los Estados Unidos en el espacio: enviar seres humanos a Marte antes del año 2030 y devolverlos sanos y salvos a la Tierra, con el objetivo principal de que algún día puedan permanecer allí más tiempo”.
¿Por qué Marte y no la Luna? ¿Por qué Marte y no Venus, Júpiter o Saturno? Porque en Marte está la respuesta a una pregunta que se han hecho todas las civilizaciones: ¿hay vida lejos de la Tierra?
Marte es el planeta más cercano a nosotros y en el que hay elementos que podrían favorecer la presencia de la vida. El ingrediente principal sería el agua, pero no podemos olvidar su distancia al Sol y la temperatura en su superficie, que también podrían ser ideales para albergar vida. De las primeras misiones a Marte ya sabemos que antiguamente el planeta tenía agua en su superficie. Sus estrías son una prueba evidente. Si vamos a Marte y buscamos fósiles, pueden pasar dos cosas, y ambas, provocarían una auténtica revolución. 
Si en Marte encontramos fósiles quiere decir que con agua, tiempo y algún elemento que desconocemos, la presencia de vida es posible. De esta manera, en cualquier punto del Sistema Solar o del universo la vida sería posible. Pero si en Marte no hay rastro de fósiles quiere decir que con solo agua y tiempo no es suficiente para que haya vida. En este caso la formación de vida se entendería como algo más complejo y difícil de explicar, que podría suponer que estamos solos en el universo. Por esto es tan importante ir a nuestro planeta vecino. 
Cualquier misión que estudie a fondo Marte sacará una conclusión que cambiará nuestra forma de mirar las estrellas por la noche.

-Artículo publicado originalmente en Europea Media-

domingo, 16 de octubre de 2016

Otra vista de pájaro


Hoy me gustaría invitarte a ver otro tipo de fotografías de aves a las que no estamos acostumbrados. El autor es el fotógrafo Xavi Bou y The guardian acaba de publicar una galería con sus mejores imágenes. 

Como puedes ver en la fotografía superior, la imagen no capta una instantánea, sino una secuencia que el autor ha unido en una sola estampa. Es algo maravilloso y llama la atención la simetría del vuelo de los pájaros. 

Aquí puedes acceder a la galería. 

domingo, 9 de octubre de 2016

Hay que contrastar


A los lectores no se les puede engañar. Nunca. Todos tenemos derecho a equivocarnos alguna vez, cosa que podría inducir en una especie de engaño involuntario. Pero quien maneja la pluma de un periódico, quien lleva la batuta de una redacción de informativos, nunca puede engañar a su audiencia. Si lo hace, quebrantará la confianza que hay depositada en él, cuya cicatriz será difícil de disimular en un futuro.
Así como se marcan las reses con el hierro candente, nuestros jóvenes estudiantes reciben en su primer curso de periodismo un consejo que no olvidarán en toda su carrera profesional: la información se tiene que contrastar. Hay que corroborar que todo lo que se está contando es cierto. Tristemente el mundo que se van a encontrar cuando aterricen en una redacción es muy distinto al que se imaginan, y el mero acto de contrastar puede convertirse en una pesadilla con nombre y apellidos: línea editorial.
¿Y en nuestra vida real? ¿Contrastamos las informaciones que nos llegan? La realidad es que no. Muchos de los bulos que circulan por Internet los hemos convertido en parte de nuestras vidas y los damos por válidos. Esto no es algo nuevo. Nuestros antepasados pensaban que la Tierra era plana y que el que era capaz de predecir un eclipse era porque se dedicaba a la brujería.
Hace pocos días cambiamos de estación. Se fue el verano y llegó el otoño. Es lo que se denomina equinoccio de otoño. A todos nos enseñaron en el colegio que este día tenemos el mismo número de horas de luz que de oscuridad. ¿Y si ahora os digo que esto no es cierto? Antes de que empecéis a buscar en Google, os doy la respuesta. El día 22 fue el equinoccio de otoño. Pero el día 25 en la Península Ibérica, y el día 26 en las Islas Canarias, fue exactamente cuando tuvo lugar el equilux, jornada en la que el día y la noche duran exactamente lo mismo.
No hay que volverse locos. Solo contrastar.

lunes, 26 de septiembre de 2016

La Tierra nos avisa



Muchas son las personas que aún no creen en el cambio climático. Desconfiados de los científicos, no notan que las temperaturas son cada año más altas, ni que ya no nieva como lo hacía antes, ni que los inviernos no son tan fríos como cuando eran niños. Luego está la mayoría, la que ve con sus ojos que el clima está cambiando, pero no hace nada. Absolutamente nada.
En pocas semanas se están acumulando noticias relacionadas con el deshielo, ese gran desconocido por el hecho de ocurrir tan lejos de nosotros. Este mismo deshielo acaba de desenterrar el fósil más antiguo de la Tierra en el Ártico. En agosto, las altas temperaturas descongelaron, tras 75 años, un reno muerto en Siberia que era portador de Ántrax, provocando un brote que llevó al hospital a 100 personas. Y si todo sigue así, en pocos años saldrá de entre el hielo una base militar secreta estadounidense que contiene residuos nucleares. Pensaban que ocultándola bajo el hielo nunca iba a salir a la luz.
¿Qué más nos tiene que decir la Tierra para que de una vez por todas actuemos? Considero que estamos enfocando mal el problema y la divulgación de los efectos del cambio climático. Un individuo no tendrá consciencia del cambio del clima hasta que le afecte en primera persona. Y el español no lo vivirá hasta que en agosto sea incapaz de pasear en agosto por las calles de Sevilla a 50 grados. O hasta que llegue la época del esquí y tenga que marcharse a los Alpes porque en España ya no habrá nieve en las montañas.
¿Y qué estamos haciendo para evitarlo? Nada. Algunos incluso se aprovechan del cambio climático. Sí, parece mentira. En estos momentos un grupo de turistas está a a bordo del Cristal Serenity, un crucero de lujo, navegando por el Ártico y paseando por lugares vírgenes. Hasta ahora el hielo nunca había permitido el paso y los adinerados pasajeros que partieron de Alaska podrán llegar a Nueva York cruzando la banquisa ártica.
Un grupo de científicos ha manifestado que ya estamos en una nueva Época Geológica: el Antropoceno. El ser humano ha conseguido cambiar el ciclo natural de la Tierra, algo que nos aleja del Holoceno.
¡La de cosas que estamos consiguiendo!
-Artículo publicado originalmente en Europea Media

domingo, 11 de septiembre de 2016

Una nueva Época: el Antropoceno


Muchas veces hemos oído que algo o alguien ha marcado una época. Solemos referirnos a inventos, en el primer caso, o a deportistas o grandes personalidades en el segundo. Hasta hoy no podíamos decir que todos, absolutamente todos los seres humanos, hemos marcado una época, pero una Época Geológica.

¿Qué quiere decir eso? Toca hacer un poquito de geología histórica. Hasta el momento sabíamos que estábamos en la Era Cenozoica, el Periodo Cuaternario y la Época del Holoceno. Cada Era, cada Periodo, cada Época, tiene algo que los hacen distintos unos de otros, y la huella del ser humano ya se está notando en la Tierra, cosa que no es propia del Holoceno.

Un grupo de científicos ha manifestado que ya estamos en otra Época Geológica: el Antropoceno. ¿Por qué? Porque el ser humano ha conseguido cambiar el ciclo natural de la Tierra, nada más y nada menos. Es decir, hemos creado nosotros solitos una nueva Época.


Es algo de lo que no podemos sentirnos muy orgullosos. Si ahora viniera un extraterrestre y se encontrara una Tierra sin seres humanos, al hacer una excavación podría deducir todas las etapas que ha vivido nuestro planeta. Con un poquito de suerte podría incluso encontrarse unos huesos de dinosaurio, pero entre las últimas capas, podría observar huellas de la contaminación que hemos producido durante las últimas décadas. Los extraterrestres pensarían: "la humanidad consiguió cargarse el planeta antes de abandonarlo".    

domingo, 28 de agosto de 2016

Caída prematura de hojas



Tras unos días de descanso, Colgado por los Newtons vuelve como cada domingo para hablar de alguna curiosidad y de temas interesantes que acontecen en la naturaleza.

Hoy vamos a ver algo sorprendente que está ocurriendo este verano. Lo que veremos hoy pasa en gran parte de España, pero no en toda. Así que tenlo en cuenta porque puede ser que tu zona sea una de las excepciones. ¡Ya se caen las hojas de los árboles caducifolios! ¡A finales de agosto! Lo habitual viene siendo entre septiembre, más bien tirando a finales, y octubre. A veces se alarga la caída hasta noviembre. ¿Por qué ocurre?

Antes de verlo, vamos a repasar por qué en otoño se caen las hojas de los árboles. Cuando bajan las temperaturas y llegan las primeras heladas, al árbol le cuesta más absorber agua del suelo. Esto se junta con la reducción de las horas de sol, cosa que reduce el tiempo que el árbol puede hacer la fotosíntesis. Las hojas se convierten, por su alta necesidad de agua y de luz, en una fuente de pérdida de energía. La técnica que adopta el árbol es la de desprenderse de ellas para no morir.

Pero... ¿y en agosto? Como habrás visto en los informativos, está siendo un pésimo verano por lo que respecta a la lluvia. Va camino de récord. A pesar de las horas de sol que disfrutan las hojas, el árbol ya no puede aportar el agua suficiente desde las raíces, ni tampoco a través de la humedad del aire. A fecha de hoy, 28 de agosto, muchos árboles ya están tirando la hoja por el estrés hídrico que sufren.

Si los veranos siguen siendo así y cada año suben más las temperaturas y llueve menos, ya nos podemos olvidar de pisar hojas en otoño e invierno y tocará ir pensando en una castañera y un Papa Noel con menos ropa de lo habitual. Ojo, con menos ropa, ¡no sin ropa!


domingo, 31 de julio de 2016

Un descanso



Este año ha sido muy duro y toca descansar. El autor del blog se va de vacaciones hasta septiembre y volverá con ideas nuevas.

¡Hasta la vista!

domingo, 17 de julio de 2016

¿Por qué se arrugan los dedos cuando nos bañamos?


Quizá nunca te has parado a pensar en algo curioso que ocurre cuando llevamos mucho rato metidos en el agua. Que los dedos de las manos se arrugan, es evidente. Pero no lo es tanto cuando nos damos cuenta de que ninguna otra parte del cuerpo lo hace, exceptuando los dedos de los pies. ¿Por qué ocurre esto?

Un estudio publicado el 10 enero de 2013, y que puedes leer en este link, nos saca de dudas. Es una estrategia de nuestros antepasados, es decir, una herencia genética. ¿Para qué sirve? Mira la siguiente fotografía y podrás sacar algunas conclusiones.



Efectivamente, los surcos y las cavidades que se forman en los dedos de las manos son para drenar el agua y permitir un mejor agarre de objetos o a superficies, de la misma manera que lo hace un neumático para agarrarse mejor al asfalto mojado a través de sus estrías.

También sucede en los dedos de los pies ya que es otra parte de nuestro cuerpo que está en contacto con otras superficies al estar bajo el agua, como por ejemplo, al andar. El resto del cuerpo no necesita arrugarse ya que no entra en contacto con otras superficies.


Es evidente que dentro de muchas generaciones el ser humano perderá esta característica tan curiosa ya que no nos es necesaria. Los dedos serán cada vez menos musculosos y más hábiles, algo que ya se observa en la que llamamos "la generación del pulgar", adicta a los móviles y a los videojuegos.  

domingo, 10 de julio de 2016

El pararrayos humano


Tras las fuertes tormentas de los últimos días, me gustaría explicarte una anécdota relacionada con los rayos. Como sabrás, es un fenómeno meteorológico peligroso, el cual provoca muchas muertes cada año en todo el mundo. Pero hay personas que logran sobrevivir al impacto de un rayo. Y un afortunado, lo ha hecho siete veces.

Roy Cleveland Sullivan era un guardabosques estadounidense. Su profesión entrañaba un gran riesgo ya que estaba expuesto a las tormentas. A lo largo de su vida el pobre hombre recibió el impacto de siete rayos, saliendo con vida de todos ellos. Además, vivió muchos años, 71 concretamente. Murió en 1983.



El reconocimiento que recibió por este motivo no fue pequeño: un Premio Guinness. Pasó a formar parte del selecto grupo de gente reconocida por poseer récords mundiales.


¿De qué murió Sullivan? Pues lo que la fuerza de la naturaleza no pudo, lo hizo el amor. Tuvo un desengaño amoroso y se quitó la vida. Un triste final para un hombre, decían, simpático, y muy muy afortunado.  

domingo, 12 de junio de 2016

La estación más lluviosa en España



Si alguna vez te has preguntado cuál es la estación del año más lluviosa en España por regiones, hoy te presento un mapa ideal. Échale un vistazo.



Es obra del meteorólogo de AEMET, César Rodríguez Ballesteros, especialista en este tipo de mapas tan detallados.

¿Qué vemos en el mapa? Hay bastantes curiosidades. Tanto el invierno (gris), como el otoño (naranja) son las estaciones en general más lluviosas. Pero ojo con la primavera (verde). No se queda atrás. La sorpresa nos la llevamos con el verano (amarillo). En el norte de Catalunya, en el sur de Teruel y en algunos puntos del Sistema Central es el verano la estación más lluviosa. Esto se debe a las típicas tormentas de tarde de verano. Lo es en 8 de las 2621 estaciones que se han utilizado para elaborar este mapa.


Hay que tener en cuenta que el gráfico se ha hecho con las estaciones del año meteorológicas, no las astronómicas. Eso quiere decir que, por ejemplo, la primavera empieza el día 1 de marzo y no el día del equinoccio.

domingo, 5 de junio de 2016

La avispa asiática en España



Se nota como el calor cada día aprieta más. Esto ya huele a verano. Cuando éramos pequeños, no había verano sin picaduras de avispa o de abeja. Esta semana en la tele hemos hablado de la llegada de las avispas asiáticas y dónde se han instalado y se pueden instalar en España.

Fíjate en el siguiente mapa. Podemos ver las zonas con más probabilidades que la avispa asiática acabe invadiendo. ¿No te dicen nada todas las zonas con un riesgo mayor?



Efectivamente, el riesgo de invasión es mayor en esas zonas con una precipitación media anual más alta en relación a la media de España. Así que no es raro ver en los periódicos e informativos gallegos noticias de avistamientos de avispa asiática.


Por cierto, los nidos que ponen pueden medir casi 80 centímetros. Una barbaridad.  


domingo, 29 de mayo de 2016

Evitar heladas a golpe de fuego



La agricultura no suele tolerar las heladas. Durante los meses más fríos del año, los dueños de las fincas se las tienen que ingeniar para evitar daños en sus cosechas. Uno de los métodos más conocidos es el de regar antes de anochecer para que el propio hielo actúe a modo de abrigo e impida que la temperatura en su interior baje de los 0ºC. Adjunto una bonita fotografía de Fernando Galindo de los campos de Cieza (Murcia).



Hace una semanas nos llegaron unas impresionantes fotografías de los viñedos franceses. Este año el frío ha llegado muy tarde y en Europa ha coincidido con el momento de la aparición de los brotes de las vides. ¿Qué han hecho los franceses? Unos se han dedicado a regar, tal y como hemos visto aquí en España muchas veces. Pero otros no.



Aquí vemos lo que han hecho. Han colocado pequeñas hogueras a lo largo de todos los campos. El fuego provoca un aumento térmico nocturno, pero a su vez, provoca que se generen corrientes de aire. El aire en movimiento tiene más dificultad para enfriarse. Una buena prueba de ello la tenemos en el Valle del Ebro. Cuando todo el interior de España está bajo cero, si sopla el Cierzo, el valle no baja de los 0ºC.




Preciosas las fotografías que ha subido a las redes sociales Aurélien Ibanez, de Chablis (Francia), la noche del 27 de abril de este año 2016.  

domingo, 22 de mayo de 2016

Pirocúmulos, las nubes del fuego


La semana pasada ardió un cementerio de neumáticos en la localidad toledana de Seseña. Esta semana ha entrado de nuevo en erupción el volcán Etna en la isla italiana de Sicilia. ¿Qué tienen en común estos dos acontecimientos, a parte del fuego y del humo? Los dos han provocado pirocúmulos.

Antes de contar qué es y cómo se forma un pirocúmulo, vamos a estudiar primero la palabra. El prefijo "piro-" se usa en la formación de palabras con el significado de fuego. Y "cúmulo" hace referencia a la disposición que adquiere un tipo de nube.

¿Qué es un pirocúmulo? Se trata de una nube que se forma gracias al calor que produce el fuego, tanto de un incendio, de un volcán o de cualquier otro foco de calor como una chimenea de grandes dimensiones.



¿Cómo se forma? Básicamente se forma por el mismo principio que las tormentas en verano. A nivel de superficie tiene que haber un foco de calor de grandes dimensiones. El aire cálido es menos denso que el frío y asciende a gran velocidad, junto al resto de partículas que se desprenden de un incendio o de un volcán. Pero llega un momento en el que ha ascendido tanto que toda esta masa de aire se encuentra con otra mucho más fría, provocando la condensación del vapor de agua que está ahí presente. En este momento se forma una nube en la parte superior a la columna de humo.




Este tipo de nube tiene forma es cumuliforme, es decir, tiene forma de coliflor, como las tormentas de verano, pero raramente deja lluvia. Eso sí, en el caso de los volcanes, por el hecho de estar a más altitud y ser un foco de calor mucho más intenso, puede llegar a provocar descargas eléctricas.  

domingo, 15 de mayo de 2016

¿Por qué las nubes son blancas?


La naturaleza que nos rodea es todo un misterio. Solemos dar por entendidas muchas de las cosas que la componen, como por ejemplo de dónde sale el agua que baja por los ríos o por qué las plantas son verdes. Más de uno ha utilizado esta sabiduría para ligar. Todo perfecto, hasta que llega la inocencia de un niño y te pregunta: ¿Por qué las nubes son blancas? Tu mundo se desvanece.

Si las nubes están formadas por minúsculas gotitas de agua en suspensión, y el agua es transparente... ¿no deberíamos ver las nubes de color azul? ¿Y por qué algunas nubes son más oscuras? Vamos a dar una respuesta sencilla a estas dos preguntas.

Antes de nada toca recordar que las nubes no están formadas por vapor de agua. El vapor de agua es transparente, y ahora mismo te rodea y no lo ves. Las nubes están compuestas por minúsculas gotas suspendidas en grupo en el aire.

Cuando la luz del sol incide en cada gota de agua de la nube, los rayos sufren desviaciones. Cada longitud de onda de la luz visible, es decir, cada color, se desvía con un ángulo distinto. Pero lo más importante de esto es que toda la luz que llega del sol, sale completamente toda de la gota de agua, aunque está repartida. No se pierde nada en el camino. Eso quiere decir que si la luz del sol es blanca, el resultante de toda la luz que sale de la gota también será blanco. Si sumamos toda la luz que sale de todas la gotas que forman una nube, el resultante será el color blanco.

¿Qué ocurre con las nubes más oscuras? Normalmente la base de las nubes más grandes no es blanca. Básicamente es así porque ahí no puede llegar la luz del sol ya que la tapa el resto de la nube. Otras veces vemos nubes pequeñas que son oscuras porque tienen otra capa de nubes por encima que le tapan la luz. Así de sencillo.  

domingo, 1 de mayo de 2016

¿Qué estaban haciendo los muertos por un rayo?



Tras las tardes tormentosas de los últimos días hoy me gustaría repasar una curiosa, pero a la vez divulgativa, estadística sobre muertes por impacto de rayos. La realizó la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) y tuvo en cuenta los datos registrados en EE.UU. entre los años 2006 y 2013.

Vamos a ver tres de sus resultados. A continuación, adjunto los gráficos correspondientes.

La primera gráfica nos indica en qué época del año falleció cada uno de los 261 casos registrados. Julio gana con una gran diferencia. 



En la segunda, qué tipo de actividad estaba realizando. La gran mayoría estaba realizando actividades de ocio, pero también una parte importante estaba realizando actividades rutinarias y trabajando. Sí, ¡trabajando! 



Y la última, según el género, vemos que fallecieron más hombres que mujeres.





Así que si eres hombre y en pleno mes de julio te pones a realizar actividades de ocio al aire libre, tienes más posibilidades que el resto de que te parta un rayo.  

domingo, 24 de abril de 2016

Los remolinos del diablo


Cada día falta menos para que llegue el verano a España, y con él, las altas temperaturas. Una ocasión ideal para poder observar tolvaneras. ¿Qué es una tolvanera? ¿Y un diablo de fuego?

Vamos a definir primero qué es una tolvanera. Si alguna vez has viajado por la Mancha en agosto, seguro que has visto alguna. Son unos remolinos de polvo que se levantan en medio de la nada. No los podemos llamar tornados porque no se descuelgan de ninguna nube. En EE.UU. los llaman dust devils, que en castellano sería diablos de polvo.



Para que se forme una tolvanera necesitamos unos cuantos requisitos:

-Días muy calurosos
-Terreno muy seco
-Gran diferencia de temperatura entre la superficie de la tierra y unas decenas de metros más arriba
-Ausencia de viento

Estas son las condiciones que se suelen dar en el interior de nuestra geografía en verano. En mis últimas vacaciones, conté doce en mi trayecto de Madrid a Albacete.

En realidad, lo que estamos observando es una columna de aire que se eleva porque el aire cálido es menos denso que el frío y que se enrolla como un remolino debido al efecto de Coriolis.


Cuando hay incendios se dan las mismas condiciones, así que no es raro ver lo mismo, pero en lugar de polvo, con fuego.  

domingo, 17 de abril de 2016

No busques el arcoíris al mediodía


Es uno de los espectáculos más bonitos del cielo. El arcoíris aparece cuando se produce esa mezcla mágica de sol y lluvia al mismo tiempo. En primavera lo podemos disfrutar muchas veces ya que es época de chubascos y chaparrones que suelen durar poco y dejan aparecer el sol rápidamente.

Hay una peculiaridad del arcoíris que pocos se imaginan. No puede verse durante las horas centrales del día cuando el sol está en lo más alto. ¿Por qué?

Para poder ver el arcoíris es necesario que la luz del sol incida con un ángulo de 42 grados sobre las gotitas de lluvia desde nuestro punto de vista, tal y como podemos ver en la siguiente imagen.




Si el sol se eleva más de 42 grados a nuestra espalda, dejaremos de observarlo. En el siguiente esquema puedes hacerte una idea de lo que sucede. Si el sol sigue ascendiendo, el arcoíris estará cada vez más bajo hasta que desaparezca virtualmente bajo tierra.



En realidad, el arcoíris es una circunferencia perfecta, pero parte de ella siempre queda oculta a nuestros ojos.

Si ves que llueve y sale el sol, pero el arcoíris no aparece, tendrás que esperarte a que el sol esté más bajo para que aparezca. 

Por cierto, y para terminar, la palabra "arcoíris" se puede escribir, según la Real Academia de la Lengua, junta o separada. Es decir, "arco iris" o "arcoíris". 

domingo, 20 de marzo de 2016

La huella hídrica de las bebidas



La huella hídrica es la cantidad de agua que se necesita para producir un bien o un servicio. Se suele utilizar especialmente para los alimentos, y en particular, para la carne, debido al volumen descomunal de agua que se requiere. Por ejemplo, para hacer un filete de ternera de 300 gramos son necesarios 4.500 litros de agua. En estos 4.500 litros está incluida el agua que bebe la res, la que se necesita para producir su comida o incluso el agua que requiere la maquinaria de la granja.

Con las bebidas podemos hacer exactamente el mismo cálculo. Según www.waterfootprint.org estos son los datos referentes a la huella hídrica de tres de nuestras bebidas más típicas.

Para producir un litro de cerveza se necesitan 296 litros de agua.
Para producir un litro de vino se necesitan 872 litros de agua.
Para producir un litro de leche se necesitan 1.020 litros de agua.

¿No te parece muchísimo? Pues es la realidad.


Este es uno de los muchos motivos por los que se recomienda un consumo más racional de la carne. Y desde este punto de vista, beber cerveza no está tan mal, ¿no?

viernes, 11 de marzo de 2016

El suelo que respira


Mira con atención el siguiente vídeo:


A simple vista puede parecer un fake, un vídeo manipulado digitalmente. Hoy en día ya se tiene que dudar de todo lo que se ve en internet hasta que alguien te confirme que es 100% real. Pues hoy estamos en uno de estos casos. ¿Es real? ¿No lo es? A estas horas, nadie lo ha podido confirmar, así que cogeremos con pinzas el vídeo. Pero el fenómeno que lo provoca sí puede ser real. Lo podemos ver en el siguiente vídeo: 


En este segundo vídeo contemplamos los típicos bufones de Llanes (Asturias). Las olas chocan contra las rocas y se meten entre las cavidades bajo tierra. Debido a la presión que se ejerce, el aire y parte de agua salen expulsados a la superfície de esta manera tan espectacular. 

El primer vídeo que hemos visto, si no es un fake, podría tratarse de lo mismo. Fue grabado en Cadimare (Italia) frente a la línea de costa donde el mar choca contra las rocas. Todo parece indicar que el suelo sobre el que se asientan los adoquines no es firme y tiene cavidades por donde sale a la superfície el aire que las olas del mar meten a presión. 

Quizá dentro de unos días tenga que comerme con patatas esta explicación, pero no podía dejar pasar la oportunidad de enseñaros el vídeo porque vale mucho la pena. 

domingo, 6 de marzo de 2016

Cómo saber si un año es bisiesto



Muchos acabamos perdiendo la cuenta y nunca recordamos si el año que empieza es bisiesto o no lo es. Hoy vamos a ver dos maneras distintas para saber si al mes de febrero le tenemos que añadir un día o no.

El primer método es el matemático. Si el año en cuestión es divisible entre 4, tiene todos los números para ser bisiesto. Pero tiene que cumplir otro requisito: que no sea divisible entre 100. Pero cuidado, los que lo son entre 400 sí lo son. Parece complicado, pero todos los que estéis leyendo esto difícilmente llegaréis vivos a 2100, así que si es divisible entre 4, es bisiesto.


El otro método es mucho más sencillo y les gustará a los amantes del deporte. Todos los años en los que hay Juegos Olímpicos son bisiestos. Y en los que se disputa la Eurocopa de fútbol también.

domingo, 28 de febrero de 2016

¿La Luna afecta a la lluvia? Sí


Hasta ahora sabemos que la Luna tiene una gran influencia en la Tierra. Las mareas son el mejor ejemplo. ¿Qué pasa con la atmósfera? ¿No se ve afectada por la Luna?

En cierta manera, sí. Según un reciente estudio de la Universidad de Washington, la Luna provoca pequeñas oscilaciones en la atmósfera tal y como pasa con los grandes océanos. Tener más o menos cantidad de atmósfera sobre nuestras cabezas tiene implicaciones.

El estudio indica que aquellas zonas de la Tierra que están más cerca de la Luna, por el efecto de atracción, acaban teniendo mayor grosor de atmósfera. Como la atmósfera es más gruesa, pesa más y aumenta la presión. Esto nos recuerda a los anticiclones, que tienen bastante presión. Cuando la presión aumenta, también lo hace la temperatura de cada una de las parcelitas en las que se divide el aire. Y un aire más cálido puede soportar mayor cantidad de agua. Eso quiere decir que precipitará menos.

Es básico entender que el aire más cálido tiene más capacidad de contener agua. Piensa en la ducha. Cuando sales de ella en verano, apenas aparece la típica niebla. En invierno no vemos nada porque el aire tan frío no puede contener tanta agua y la suelta en forma de pequeñas y minúsculas gotitas que acaban formando la niebla. ¡Ojo! Eso que se forma en el baño no es vapor. El vapor es transparente, no se ve.


¿Cómo influye, según el estudio, la Luna? Estiman que puede llegar a reducir la precipitación en un 1% respecto a lo normal. Parece poco, pero no lo es. Este texto, por ejemplo, lleva hasta aquí 1615 caracteres. Imagínate que nos quedáramos con 16 letras menos. Se notaría, ¿verdad? Pues tan solo es un 1%.  

domingo, 7 de febrero de 2016

Un viaje en avión de lo más peculiar


A partir del 1 de junio de este 2016 United Airlines estrena una nueva ruta: San Francisco - Singapur. Podría tratarse de un ruta más, pero cuando vemos las horas de salida y de llegada a ambos destinos la cosa ya cambia. Para este trayecto se utilizará el moderno Boeing 787-9 Dreamliner y se va a convertir en la ruta más larga de una aerolínea estadounidense.

Vamos a ver los horarios de este vuelo. Todas las horas son locales y las ha avanzado la propia compañía aérea.

Ida:
Salida de San Francisco: 23:25h
Llegada a Singapur: 6:45h (2 días después)
Duración del vuelo: 16h 20min (aproximadamente)

Vuelta:
Salida de Singapur: 8:45h
Llegada a San Francisco: 9:15h (el mismo día)
Duración del vuelo: 15h 30min (aproximadamente)



Los pasajeros se van a volver locos a la hora de poner en hora sus relojes. Y no solo por la hora, sino también por el día. El vuelo de ida llega ¡2 días después! El de vuelta, el mismo día... ¡30 min después! ¿Cómo es posible?

El motivo es el sentido del vuelo. Si volamos de oeste a este nos estamos moviendo en el mismo sentido que la rotación de la Tierra. Además, a una velocidad parecida. Por eso el vuelo de vuelta dura "solo" 30 minutos, porque apenas cambiamos de zona horaria.

Pero si volamos de este a oeste, volamos en sentido contrario al de la rotación de nuestro planeta. Los husos horarios los cruzamos a una velocidad impensable. Por este motivo llegaremos al destino dos días después.

El jet lag, en ambos desplazamientos, será brutal.

sábado, 9 de enero de 2016

El espectro de Brocken


Hoy no vamos a hablar ni de fantasmas ni de fenómenos paranormales. La foto que aparece en la cabecera podría hacértelo pensar, pero no es así. Hoy me gustaría recordar uno de los fenómenos más bonitos y a la vez sorprendentes que podemos encontrarnos si la meteorología nos es favorable. En la imagen superior podemos ver un espectro de Brocken. Se trata de la sombra del fotógrafo proyectada en la niebla, rodeada a su vez por una especie de arcoíris que se denomina gloria.

¿Qué necesitamos para poderlo ver? Estar en un sitio elevado, dejar el sol a nuestra espalda, disfrutar de cielo despejado pero de frente necesitamos niebla o bien algún tipo de nube baja o estrato.

¿Por qué se produce? La parte de la sombra es sencilla. Como tenemos el sol detrás, nuestro cuerpo provocará una sombra. La niebla hará de pantalla y veremos nuestra sombra proyectada.

¿Cómo se forma el pequeño arcoíris o gloria? Técnicamente no lo podemos llamar arcoíris porque un arcoíris es mucho mayor y tiene un ángulo distinto. Pero su formación es parecida. Los rayos del sol impactan contra las gotitas de agua de la niebla, sufriendo un proceso de difracción y dispersión, como pudimos ver hace unos años en este post. Luego estos rayos dispersados en forma de colores vuelven hasta el observador.

Lo más sorprendente es que el espectro de Brocken solo puede observarlo el fotógrafo. Alguien que esté al lado situado a unos metros verá su propio espectro. Es fantástico, ¿verdad?

Como no todos subimos a las montañas, y cuando lo hacemos, no solemos tener la ocasión de que se nos presente un cielo así, azul, pero con niebla delante, podemos ver este fenómeno desde otro sitio: un avión. Fíjate en la siguiente imagen. Solo hay que estar atentos, buscar la sombra del avión en las nubes o la niebla, y ¡tachán!




Así lo hemos contado esta semana en 13tv: