domingo, 4 de enero de 2015

A tocar del Sol


Hoy es un día especial, y no porque los Reyes Magos estén a la vuelta de la esquina, casi cruzando ya los Pirineos. Hoy es el día del año en el que la Tierra y el Sol están en su punto más cercano. Esto en astronomía se denomina perihelio. El día 6 de julio pasará todo lo contrario, estaremos en el punto más alejado, el afelio.

Entre el perihelio y el afelio hay unos 5 millones de kilómetros de diferencia. Quizá no mucho si tenemos en cuenta que la distancia media entre la Tierra y el Sol es de 150 millones de kilómetros, que es justo lo que denominamos unidad astronómica (UA). Exactamente son 149.597.870.700 metros.

No tenemos que confundir el perihelio y el afelio (punto más cercano y más alejado de un cuerpo celeste respecto el Sol) con el perigeo y el apogeo (punto más cercano y más alejado de un cuerpo celeste respecto la Tierra).

Curiosamente en el hemisferio norte es invierno cuando tiene lugar el perihelio. A algunos les cuesta entender que con este frío que estamos pasando estemos ahora en el punto más cercano al Sol. Es la inclinación de los rayos del Sol, y no la distancia hasta él, la que dictamina las temperaturas que tenemos. Cuando en verano los rayos a nuestra latitud nos llegan de un modo más perpendicular, las temperaturas son más altas y, en cambio, la distancia de la Tierra al Sol es más larga.

Si el eje de la Tierra no estuviera inclinado, tendríamos durante todo el año la misma estación. Si quisiéramos disfrutar del invierno, tocaría ir a los polos. Para buscar el verano, al Ecuador, donde los rayos del Sol llegarían perpendiculares. La frase "toca hacer el cambio de armario" dejaría de tener sentido y el Corte Inglés debería cambiar su publicidad

0 comentarios:

Publicar un comentario