viernes, 18 de abril de 2014

El culo de los botellines de cerveza


Hay muchas personas que cuando acaban de tomarse su botellín de cerveza juegan a despegar la pegatina de la marca. Dicen por ahí que esto significa que tienes una vida sexual poco satisfactoria (ni caso). Pues si no tienes miedo a lo que puedan decir de ti, haz lo siguiente: mírale el culo al botellín. Curioso, ¿verdad?

La parte central del culo del botellín está metida hacia dentro. Esto ya lo sabíamos. Lo que a muchos se nos escapa es que la parte de vidrio que se apoya en la mesa cuando tenemos la cerveza de pie tiene forma dentada, tal y como puedes ver en la foto que encabeza este post. ¿Decoración? No.

El motivo de este diseño es evitar que cuando la botella suda, es decir, cuando se produce la condensación en sus paredes debido a la gran diferencia entre el vidrio frío y el aire de fuera, se nos quede la botella pegada a la mesa o a la barra como una lapa.

Haciendo estas rugosidades se permite que haya circulación de aire entre la cavidad del culo de la cerveza y el aire exterior. La presión siempre es la misma y cuando vayamos a beber estando la cerveza empapada, no se nos quedará enganchada a la mesa.

Y si el diseño que ahora estás viendo no es así, bébete la cerveza antes de que condense. Bueno, entre los que estamos aquí, pocas veces damos tiempo a que esto pase. 

0 comentarios:

Publicar un comentario