¿Por qué hay fruta de tantos colores?

Detrás de los llamativos colores de la fruta hay una lucha encarnizada por la supervivencia

¿Superó la barrera del sonido Baumgartner?

Un gran evento publicitario que merece ser analizado más profundamente

Los helados y el dolor de cabeza

Ahora entenderás por qué te duele la cabeza al comerte rápido un helado

Otras formas de beber

Algunos insectos disponen de sistemas alternativos muy curiosos

Uno de los suicidios más famosos

Detrás de los azucarillos alargados se esconde una gran tragedia

sábado, 26 de abril de 2014

El olor de las manos tras tocar monedas


Todos tenemos la sensación de tener las manos sucias después de que el dinero haya pasado por nuestras manos. "¿Qué habrán hecho con este billete?" o "¿En qué bolsillos habrá estado esta moneda?" son algunas de las preguntas que se nos pasan por la cabeza. Mejor que nadie nos las conteste.

Hoy vamos a descubrir qué es lo que causa ese olor característico que liberan nuestras manos tras estar en contacto con monedas. Y la respuesta, lejos de lo que podríamos pensar, no tiene nada que ver con la suciedad de las monedas.

El olor que adquieren nuestras manos al tocar monedas es muy parecido al que se experimenta cuando hemos tocado algo metálico como una barandilla o unas llaves. Un olor que podría ser una mezcla de óxido y sudor, algo muy desagradable.

El metal de las monedas no huele. Lo que huele es la reacción química que se produce del contacto entre el metal y los lípidos (grasas) presentes en nuestra piel. Cuando ambos entran en contacto, reaccionan y se liberan gases que huelen de forma muy parecida al óxido. Por cierto, también se parece al sabor de la sangre. Esto no es una casualidad ya que la sangre contiene hierro.

Ahora no te pongas a chupar monedas ni a lamer billetes porque ambos están cargados de bacterias de todo el mundo. Si los del C.S.I. los analizaran, montarían una fiesta. 

viernes, 25 de abril de 2014

El secreto de las buenas hamacas



Estamos a finales del mes de abril y poco a poco van subiendo las temperaturas. Lo notamos durante el día, pero también empiezan a sobrar las mantas por la noche. Es por eso que hoy me gustaría hablar de las hamacas. ¿Sabes por qué tienen esos agujeros y no una tela más cómoda? Porque la hamaca de verdad es la que tiene agujeros, ¡no la que venden en algunos supelmelcados balatos! 

Cuando dormimos en la cama durante las noches más calurosas del año acabamos sudando. Más de una vez ya hemos contado el objetivo del sudor: bajar la temperatura corporal mediante su evaporación en nuestra piel. El problema viene cuando casi la mitad de nuestro cuerpo al dormir se apoya en la cama. En esas partes el cuerpo no puede sudar y evaporar ese sudor. 

Lo que se consigue con la hamaca es favorecer que durante toda la noche, o durante toda la siesta, casi la totalidad de la superficie corporal tenga contacto con el exterior. Así puede refrigerarse. 

Por esta razón la hamaca es tan usada en los países con climas cálidos. No es solo por decoración, sino por comodidad.  

Así que si vas a un supermercado y te quieren vender una hamaca sin agujeros, ¡no la compres! Sudarás como un condenado.  

jueves, 24 de abril de 2014

Viaje al interior de los instrumentos


Muchos de vosotros sabéis que me encanta la fotografía. Sobre todo, la que retrata la naturaleza. Pero también me gustan las fotografías que tienen algo especial, que no se suelen ver.

Hoy quiero destacar el increíble trabajo que ha hecho el artista Bjoern Ewers para la Filarmónica de Berlín. Como puedes ver en la fotografía que encabeza este post, se ha dedicado a recrear un punto de vista muy especial de los instrumentos musicales: su interior.

Un violín, una guitarra, una flauta, un órgano… Otra manera de ver los instrumentos más comunes en la que la luz juega un papel fundamental.

Estas fotografías forman parte de la nueva campaña de promoción de la compañía: “Näher an der Klassik die Kammermusik”, que significa “Más cerca de lo clásico de la música de cámara”.  

Te adjunto unas cuantas fotografías más. 







domingo, 20 de abril de 2014

El origen de la palabra “radar”


Radar” está siendo una de las palabras a las que más miedo estamos teniendo durante esta Semana Santa. Por un lado, el de las carreteras. Ya no solo por los que se esconden detrás de los paneles luminosos y en los laterales, sino por los que ahora incorporan los helicópteros. Y qué decir del radar meteorológico. Todos pendientes de si la lluvia nos va a estropear los planes durante esta semana de vacaciones.

La palabra “radar” viene del inglés: “Radio Detection And Ranging”, o lo que es lo mismo, detección y medición de distancias por radio.

El radar es un sistema mucho más sencillo de lo que imaginamos. Mediante el envío y rebote de ondas electromagnéticas podemos saber velocidades de objetos, alturas, distancias… en fin, muchas características de objetos a los que estamos apuntando. ¿Cómo? Cuando la onda electromagnética que emite el radar rebota con el objeto que queremos analizar, esta onda cambia sus propiedades. Cuando la onda llega al radar de nuevo, el radar interpreta este cambio de propiedades y de aquí se pueden obtener los datos que se necesiten.

Por ejemplo, cuando un coche pasa a 80 km/h por delante de un radar, la onda rebotará de forma distinta a la que lo haría con un coche circulando a 180 km/h.

A principios de siglo 20 se empezaron a utilizar las ondas electromagnéticas con un uso parecido al de un radar. Incluso en un mundo futurista imaginario, como nos avanzó Akira Toriyama, también se utilizan para buscar las bolas de dragón. 



viernes, 18 de abril de 2014

El culo de los botellines de cerveza


Hay muchas personas que cuando acaban de tomarse su botellín de cerveza juegan a despegar la pegatina de la marca. Dicen por ahí que esto significa que tienes una vida sexual poco satisfactoria (ni caso). Pues si no tienes miedo a lo que puedan decir de ti, haz lo siguiente: mírale el culo al botellín. Curioso, ¿verdad?

La parte central del culo del botellín está metida hacia dentro. Esto ya lo sabíamos. Lo que a muchos se nos escapa es que la parte de vidrio que se apoya en la mesa cuando tenemos la cerveza de pie tiene forma dentada, tal y como puedes ver en la foto que encabeza este post. ¿Decoración? No.

El motivo de este diseño es evitar que cuando la botella suda, es decir, cuando se produce la condensación en sus paredes debido a la gran diferencia entre el vidrio frío y el aire de fuera, se nos quede la botella pegada a la mesa o a la barra como una lapa.

Haciendo estas rugosidades se permite que haya circulación de aire entre la cavidad del culo de la cerveza y el aire exterior. La presión siempre es la misma y cuando vayamos a beber estando la cerveza empapada, no se nos quedará enganchada a la mesa.

Y si el diseño que ahora estás viendo no es así, bébete la cerveza antes de que condense. Bueno, entre los que estamos aquí, pocas veces damos tiempo a que esto pase. 

domingo, 13 de abril de 2014

Cómo saber las fechas exactas de la Semana Santa


Cada año pasa lo mismo. La pregunta nos la empezamos a hacer cuando terminan las vacaciones de Navidad. Y este año, ¿cómo cae la Semana Santa? Es mucho más sencillo de lo que parece.

Para conocer la fecha exacta de la Semana Santa primero debemos saber cuándo llega la primavera. Una vez lo sepamos, buscamos en el calendario cuándo es la primera luna llena de esta estación. Cuando lo tengamos, el primer domingo que encontremos será el Domingo de Pascua.

Ya hemos dado el paso importante. A partir de este domingo ya podemos configurar todos los festivos de la Semana Santa. El jueves y viernes anteriores a este domingo serán el Jueves y el Viernes Santo. El domingo anterior al de Pascua será el de Ramos, y el lunes posterior al Domingo de Pascua será el Lunes de Pascua, festivo en muchas comunidades.

Mucho más sencillo mirar el siguiente calendario que sacamos ayer en la Méteo. Todo se diseña a partir de la primera luna llena de la primavera.



¿Y qué tiempo hará? Estando en primavera, y durando 9 días la Semana Santa, sabemos que tarde o temprano tenemos bastantes posibilidades de mojarnos. A ver si este año hay suerte. 

domingo, 6 de abril de 2014

¿Se puede ver la Estación Espacial Internacional?


Ahora que las nubes quieren dejarnos en paz durante unos días, vamos a ver algo curioso que mucha gente no sabe: a simple vista podemos ver la Estación Espacial Internacional. Parece imposible, pero sí, se ve como un puntito de luz que avanza lentamente por el firmamento.

Para poder ver los satélites artificiales tenemos que prestar atención al cielo durante las primeras dos horas nocturnas y también las dos horas previas a que se haga de día. ¿Por qué? Porque en esas dos horas, aunque sea de noche en nuestra ciudad, a la altura a la que están los satélites aún llega la luz del sol. Ésta rebota en sus partes metálicas y sus paneles y sale desviada hacia nosotros, tal y como puedes ver en este gráfico que hoy hemos mostrado en la Méteo de la Sexta.



Está claro que el ángulo de desvío de la luz será importante. Si no es el adecuado, su luz rebotará de otra manera y serán otras latitudes y longitudes las que verán la luz del satélite y no nosotros.

El efecto que se observa cuando un satélite cruza el cielo tiene el siguiente aspecto. Es una fotografía tomada con una exposición de aproximadamente un minuto.

Autor: Mark Humpage

Otra manera aún más original de ver los satélites es esperar a que su órbita cruce la línea recta que une la Tierra y la luna. En la siguiente imagen podemos ver el preciso instante en el que la ISS pasa frente nuestro satélite.

Autor: Thierry Legault

En esta web puedes darte de alta, introducir el nombre de tu ciudad y consultar qué satélites puedes ver durante las próximas noches, a qué hora y en qué posición del cielo aparecerán.

Así que si quieres quedar como un auténtico mago en tu próxima salida nocturna, aquí tienes el truco.

martes, 1 de abril de 2014

¿Por qué al petróleo lo llamamos "crudo"?


Durante estos días se está hablando mucho del cambio climático. Uno de los principales causantes de éste es la quema de combustibles fósiles como el petróleo. Pero, ¿de dónde viene la palabra "crudo"?

El petróleo que se extrae de los pozos no sirve de nada. Para sacarle partido tenemos que modificarlo mediante tratamientos como el refinado, que fracciona el petróleo y lo transforma en productos que sí tienen una salida comercial. Gasoil, keroseno, metano, propano... son algunos de los productos resultantes.

Por esta razón al petróleo también se le llama crudo, porque necesita de un tratamiento para ser de utilidad, lo mismo que le ocurre al chuletón que ahora te estás imaginando. Necesita cocinarse.