sábado, 2 de marzo de 2013

Flores eléctricas


Es una pena que la investigación científica se vea tan afectada por los recortes. Sinceramente, no saben lo que están haciendo. Con todo lo que hemos evolucionado en los últimos 20 años no es ahora el momento de pisar el freno. Es nuestro futuro y algunos descubrimientos pueden llegar a salvar vidas.

Pues gracias a la investigación hoy conocemos un poco más sobre la relación entre las flores y las abejas. Importantísimo. La extinción de las abejas acabaría con la vida en el planeta en pocos años debido a la gran responsabilidad que tienen estos pequeños insectos: la polinización. El nuevo conocimiento tendrá seguro, no dentro de mucho tiempo, alguna aplicación en nuestra vida diaria.

Se ha descubierto que las abejas no solo se ven atraídas por las flores debido a sus llamativos colores o a su perfume. Resulta que las plantas generan un campo eléctrico a través del cual facilitan información a las abejas.

Las plantas contienen cargas eléctricas negativas, mientras que las abejas, positivas. Cuando una abeja se posa en una flor, la planta cambia su potencial eléctrico. Una vez la abeja ya ha abandonado la flor, durante un periodo de tiempo este cambio de potencial se mantiene. Lo que se consigue con esto es que si otra abeja pasa por el lugar, observará, gracias al campo eléctrico que genera la planta, que ha sido visitada recientemente por otro insecto y que mejor irse hacia otra flor que contenga más polen.

Un gran descubrimiento que se hizo poniendo electrodos en unas petunias. Quién lo iba a decir.

Aquí te dejo el enlace al estudio

0 comentarios:

Publicar un comentario