¿Por qué hay fruta de tantos colores?

Detrás de los llamativos colores de la fruta hay una lucha encarnizada por la supervivencia

¿Superó la barrera del sonido Baumgartner?

Un gran evento publicitario que merece ser analizado más profundamente

Los helados y el dolor de cabeza

Ahora entenderás por qué te duele la cabeza al comerte rápido un helado

Otras formas de beber

Algunos insectos disponen de sistemas alternativos muy curiosos

Uno de los suicidios más famosos

Detrás de los azucarillos alargados se esconde una gran tragedia

viernes, 15 de marzo de 2013

Retratando el rocío


La macrofotografía es una de las técnicas más bellas para mostrar de lo que es capaz la naturaleza. Y si le damos una cámara a un amante de ésta, el resultado puede ser fascinante. Es el caso de la galería que te quiero mostrar hoy.

Se trata de una serie de fotografías en las que el artista ruso Andrew Osokin retrata el rocío adhiriéndose a la vegetación a primera hora de la mañana. Y lo hace, como no, en forma de pequeñas esferas de agua. Las más espectaculares, cuando lo hace en las telarañas.

Unas buenas estampas en las que se pone de manifiesto la gran tensión superficial del agua, que permite que se sostenga en forma de esferas a lo largo del entramado que tejen las arañas.

A continuación te dejo unos cuantos ejemplos.





La galería original la tienes aquí



lunes, 11 de marzo de 2013

Cometa a la vista para esta semana


Parece que últimamente todo lo que tiene que ver con el cielo es noticia. La nieve visitando España, el asteroide que rozó la Tierra, el meteorito que cayó en Rusia, la elección del nuevo Papa… Pues ya tenemos un nuevo objeto donde dirigir las miradas durante los próximos días: un cometa que podrá verse a simple vista. A ver si los cardenales del Vaticano nos dejan algunos segundos en el informativo para contarlo.
El nuevo protagonista del cielo nocturno es el cometa C/2011 L4 Panstarrs. Es una pena que no tenga un nombre tan atractivo como Hyakutake o Hale Bopp. Se podrá ver durante las próximas noches poco después de la puesta de sol. Para localizarlo tendremos que mirar justamente hacia donde se pone el sol: el oeste. En el siguiente gráfico podemos ver su evolución hasta el día 20.

Teóricamente el día de mejor observación fue ayer, cuando el cometa estaba en la posición más cercana al sol, que es cuando suele brillar más. Pero aún estaba muy bajo en el horizonte. Así que serán las próximas noches las más óptimas para verlo con claridad.
En ningún caso va a impactar contra la Tierra ya que se encuentra a poco más de una UA (Unidad Astronómica), que equivale aproximadamente a 150.000 millones de quilómetros. Te recuerdo que la Unidad Astronómica es la distancia media entre la Tierra y el Sol.
La gran duda que hay ahora mismo es si se podrá ver a simple vista. En principio el cometa tiene una magnitud de 5.9, es decir, se trata de un objeto muy tenue. Desde las grandes ciudades no se verá, pero desde un sitio alejado de la contaminación lumínica no deberíamos tener problemas para verlo sin la ayuda de unos prismáticos.
A ver si las nubes nos dejan de una vez tranquilos y nos permiten observarlo con tranquilidad. Además, las fotos que saquemos van a quedar preciosas ya que la luna creciente estará muy cerca. Eso sí, nos espera un frío horroroso.

domingo, 10 de marzo de 2013

El símbolo más odiado del mapa del tiempo


Durante esta época del año, los mapas del tiempo se llenan de un símbolo no muy querido por el espectador: el del chubasco. –“Claro, con este símbolo, los del tiempo siempre acertáis”. –“Así, hasta mi abuela puede hacer una previsión”. Son algunas de las cosas que los meteorólogos que presentamos el tiempo en la televisión solemos escuchar. Pero la que más duele es la de mi madre: - “Tantos años estudiando, para acabar saliendo en la tele con este mapa. Así yo también acierto”.
En ningún caso se trata de un símbolo al que recurramos cuando no sabemos qué tiempo va a hacer en una zona concreta. Marcar un triple en la quiniela: 1, X y 2, sí que nos garantiza un acierto seguro, pero no pasa lo mismo en el mundo de la meteorología. Escoger este símbolo y que finalmente no salga el sol, o por ejemplo, no acabe lloviendo, hace que la previsión sea errónea.
Unir en un mismo símbolo el sol, la nube y la lluvia, es la única solución para poder describir de la forma más fiel posible un día primaveral como el que tenemos hoy. Es cierto que también lo solemos utilizar para definir el tiempo del norte peninsular. En especial, para el gallego, acostumbrado a pasar de ratos de sol a otros de lluvia en pocos minutos.


En la imagen superior, del satélite Terra de hoy, podrás apreciar los muchos grupos de nubes bien definidos y distribuidos por toda la península. Estas nubes se han ido paseando de oeste a este a lo largo del día. De cada uno de estos grupos se descolgaba la lluvia. Los chubascos avanzaban a una velocidad altísima, y de esta manera, en la mayor parte de regiones del país, hemos visto como el sol se ocultaba tras las nubes de forma reiterada y, de vez en cuando, tocaba sacar el paraguas.
Así que para días como hoy, el símbolo de sol, nube y lluvia es el único que podemos utilizar para describir con exactitud lo que ocurre. Quizá lo único que le falta a este símbolo es un arcoíris. ¡Cuántos hemos visto hoy! 

viernes, 8 de marzo de 2013

Comparando planetas


En el colegio aprendimos, o más bien dicho, nos obligaron a memorizar, que el Sol es 1.300.000 veces más grande que la Tierra. Una comparativa entre sus volúmenes que impresiona, pero que es difícil de imaginar.
Esta semana ha salido a la luz una increíble recreación comparando el tamaño de los planetas del Sistema Solar con el de nuestra estrella: el Sol.
Fíjate que la Tierra es la tercera bolita comenzando por la izquierda. ¡Ah! Y enorme el detalle de Saturno apoyándose en el suelo con sus anillos.

Una imagen espectacular y que mantiene el rigor científico, cosa que siempre agradecemos. 
Vía Fogonazos

sábado, 2 de marzo de 2013

Flores eléctricas


Es una pena que la investigación científica se vea tan afectada por los recortes. Sinceramente, no saben lo que están haciendo. Con todo lo que hemos evolucionado en los últimos 20 años no es ahora el momento de pisar el freno. Es nuestro futuro y algunos descubrimientos pueden llegar a salvar vidas.

Pues gracias a la investigación hoy conocemos un poco más sobre la relación entre las flores y las abejas. Importantísimo. La extinción de las abejas acabaría con la vida en el planeta en pocos años debido a la gran responsabilidad que tienen estos pequeños insectos: la polinización. El nuevo conocimiento tendrá seguro, no dentro de mucho tiempo, alguna aplicación en nuestra vida diaria.

Se ha descubierto que las abejas no solo se ven atraídas por las flores debido a sus llamativos colores o a su perfume. Resulta que las plantas generan un campo eléctrico a través del cual facilitan información a las abejas.

Las plantas contienen cargas eléctricas negativas, mientras que las abejas, positivas. Cuando una abeja se posa en una flor, la planta cambia su potencial eléctrico. Una vez la abeja ya ha abandonado la flor, durante un periodo de tiempo este cambio de potencial se mantiene. Lo que se consigue con esto es que si otra abeja pasa por el lugar, observará, gracias al campo eléctrico que genera la planta, que ha sido visitada recientemente por otro insecto y que mejor irse hacia otra flor que contenga más polen.

Un gran descubrimiento que se hizo poniendo electrodos en unas petunias. Quién lo iba a decir.

Aquí te dejo el enlace al estudio