sábado, 26 de enero de 2013

Impacto de rayos en aviones


Hoy ha saltado la noticia de un avión de la Turkish Airlines que el pasado viernes fue alcanzado por un rayo. Las consecuencias las puedes ver en este enlace. En el vídeo se observa cómo uno de los motores se incendia y empiezan los problemas eléctricos en el interior del aparato. Algo que llama la atención porque nunca debería suceder.
Antes de nada debemos saber que un avión es un lugar completamente seguro ante el impacto de un rayo. Alguna vez habrás oído las palabras “jaula de Faraday”, “campana de Faraday” o “caja de Faraday”. Este efecto es el que nos protege de los rayos dentro de los aviones y los coches, pero que también nos deja sin cobertura en el móvil dentro de un ascensor.
Conductor protegido por la chapa del coche

El efecto jaula de Faraday provoca que el campo magnético sea nulo en el interior de un conductor que está en equilibrio, anulando así la influencia de los campos externos. Es decir, si estamos dentro de una caja metálica conductora, nunca nos afectarán los campos eléctricos que lleguen del exterior. Esta caja puede ser totalmente metálica o bien en forma de rejilla.
Jaula de Faraday casera

Cuando un rayo impacta en un avión, la electricidad se distribuye a lo largo de todo el fuselaje, que es metálico y tiene forma tubular, aislando así a los pasajeros. En un coche, lo hace la chapa metálica de la carrocería. Y en un ascensor, si es metálico, pasa lo mismo. El problema es que el resultado no es nada agradable ya que aísla nuestro móvil del exterior y se resiente la cobertura.
Impacto de un rayo en un avión estacionado

Por esta razón lo que ha pasado en el avión turco no es nada habitual. Los ingenieros nos tendrían que decir, para tranquilizar a todo el mundo, por qué motivo ha sucedido. Estoy esperando la respuesta de uno de ellos. A ver si tenemos suerte.    

2 comentarios:

  1. Gracias Marc... Ahora viajaré más tranquilo. :-)

    ResponderEliminar
  2. Verdaderamente son buenos estos post Marc :))

    ResponderEliminar