domingo, 16 de diciembre de 2012

Cuando llega el invierno, orinamos más


Queda muy poquito para estrenar el invierno. Lo haremos el viernes día 21 a las 12:12h. Cada día que pasa, bajan más las temperaturas. Así, nos estamos acercando a las semanas que suelen ser las más frías del año. Si no se acaba el mundo, notarás que haces pis más a menudo. ¿Por qué?
Para comprenderlo primero tenemos que retroceder hasta los días calurosos del verano. Esos días en los que pasamos tanto calor y sudamos sin parar. El mecanismo de sudoración de la piel es utilizado para regular la temperatura de nuestro cuerpo, siendo la evaporación del sudor el método para refrescarnos.
En invierno no es necesario bajar la temperatura de nuestro cuerpo. Las glándulas sudoríparas no deben trabajar tanto y no se emplea tanta agua para producir el sudor. El agua que no se utiliza se debe eliminar y se hace, como no, por el sistema urinario.  Este es el motivo principal por el cual en los meses más fríos del año vamos más al baño.
Y una pequeña aclaración por si has leído el post “Los perros no sudan”. Ellos también orinan más en invierno. Aunque su piel no sude, regulan la temperatura dejando secar la saliva en la boca y el hocico. En los meses más fríos del año no utilizan tanta cantidad de agua para este fin, y la sobrante se tiene que eliminar. ¿Dónde acaba todo este exceso? En farolas, neumáticos, esquinas, y en el caso de los perros mejor adiestrados, en el pipi-can.    

0 comentarios:

Publicar un comentario