miércoles, 19 de septiembre de 2012

Temor al Wind Chill


Seguimos un día más tocando el tema del frío. Si en el anterior capítulo hablábamos de la situación ideal para que el termómetro baje, hoy vamos a ir un poco más al límite. ¿Qué ocurre cuando mezclamos frío y viento? Nos congelamos, vamos.

La sensación de frío que nota el cuerpo ya se puede cuantificar. La fórmula matemática para obtenerla es muy compleja, pero en internet existen tablas donde podemos obtener el valor en pocos segundos. Es muy común encontrar en las estaciones meteorológicas digitales este factor como Wind Chill Index

Con una temperatura baja, a medida que el viento aumenta, la sensación de frío se dispara. Vamos a poner un ejemplo. A 0ºC de temperatura, con un viento de tan sólo 64 km/h, el cuerpo nota una temperatura de -20ºC. Para quedarse como un cubito.

De esta manera, las peleas sobre dónde notamos más el frío dejarán de producirse. La sensación de frío deja de ser subjetiva y ya se puede calcular. A ver ahora quien es el gracioso de sacar, en medio de un temporal de viento y frío, la tabla para obtenerla.

0 comentarios:

Publicar un comentario