jueves, 20 de septiembre de 2012

¿Se puede ver el pasado?



En el post anterior hablamos de lo mucho que tarda la luz de las galaxias y estrellas más lejanas en llegar a nuestros ojos. Lo que estamos viendo en una de las noches de verano en el cielo puede ser la luz que se emitió hace millones de años, es decir, estamos viendo un pasado.

Hoy vamos a hacer el ejercicio al revés. Imagínate que enciendes una linterna apuntando hacia el cielo a las 23:00h de la noche. Si un extraterrestre tuviera un buen instrumento óptico y dirigiera su objetivo hacia la Tierra, si el planeta donde habitara estuviera a un año luz del nuestro, cuando vea que la linterna se enciende habría pasado un año desde que tú la encendiste. Eso si existen los extraterrestres, claro.

Si el extraterrestre estuviera a millones de años luz, cuando viera que la linterna se enciende tú ya haría millones de años que habrías muerto de viejo.

Y si tuviéramos una nave que viajara a una velocidad mayor a la de la luz, podríamos encender la linterna, dejarla en el suelo, subirnos al vehículo y correr lo suficiente hacia donde apuntábamos con la linterna. Si corriéramos más que la luz, nos podríamos dar la vuelta, mirar a la Tierra y observar como la linterna se enciende. Es decir, observaríamos el pasado.

Todo lo que hay en la Tierra emite su luz, ya sea por cuenta propia o la refleja del sol. Y todo tipo de ondas electromagnéticas actúan igual. Así que estamos emitiendo al espacio gran cantidad de información cada instante.

Y aquí está el kid de la cuestión que vuelve locos a los científicos, poder encontrar la manera, aun hoy utópica, de burlar a la física para poder materializar lo que te acabo de contar pero de otra manera, claro está. O quizá más que burlar a la física, entenderla mejor, sería otra manera de decirlo, para volver hacia atrás en el tiempo.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario