martes, 18 de septiembre de 2012

Sandías cuadradas


Como el tema económico está cada vez peor, con el Euríbor que no para de subir y nuestros ahorros, de disminuir, hoy toca hablar de física económica. Trataremos el tema de la optimización con el ejemplo de las sandías cuadradas.

Hoy en día ya no se sabe cómo ahorrar costes en la agricultura. Se le paga lo mínimo al agricultor, se contrata el intermediario más ladrón y se vende lo más caro posible en el supermercado. Pero aún hay algo en lo que poder ahorrar: el transporte

Transportar sandías no sale a cuenta. Acuérdate del anterior post, donde vimos que las circunferencias (en este caso, las esferas) no encajan bien en conjunto. La solución sería cultivar sandías cuadradas ¿Y cuál es la forma de obtenerlas así? Si has pensado genéticamente, te equivocas. Se cultivan dentro de cajas cuadradas transparentes, y a medida que crece la fruta, se adapta a la forma de cubo.

Con esto se ahorra en transporte porque se pueden trasladar más sandías a la vez. Pero aún se tienen que superar algunos escollos. No se pueden apilar más de 3 o 4 sandías porque se aplastarían debido a su propio peso. Además, el precio de producción en forma de cubo aún es caro. Esto repercute en el precio final y las hace más caras que las clásicas.
Se acabó decorar Halloween con sandías vacías. Pero lo que más me entristece es que diremos adiós a la típica escena estival, con media familia borracha, donde algún gracioso improvisa un casco militar con la mitad de la corteza y se lo coloca en la cabeza. Además sonríe, como si fuera el primero que lo hubiera hecho.


0 comentarios:

Publicar un comentario