martes, 18 de septiembre de 2012

Salva la vida en el autocar


Hace unos días el Racc y Jané presentaron un estudio sobre la seguridad infantil en los autocares. En él se hace un análisis técnico sobre la importancia del uso de los cinturones en el transporte escolar. ¿Por qué los autocares no tienen cinturones? Es una pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez. Las razones son puramente económicas.

Si los pasajeros van sujetados a los asientos, pasan a formar parte de la masa del autocar. Si el vehículo transporta a 50 niños de 40 kilos de peso, la masa del autocar aumenta en 2000 kilos (2 toneladas). Frenar antes de un semáforo con esa carga añadida no es lo mismo y la inercia es superior. 

Si los pasajeros no van “atados” al asiento se consideran “masas” independientes. Mecánica, esqueleto de autobús, frenos, neumáticos… sufren menos y no es necesario adaptarlos a un exceso de peso debido al pasaje. En caso de choque frontal la masa en moviendo del autocar es menor y el impacto sería menos violento.

Si alguna vez tengo un hijo, cuando se vaya de excursión le diré que se abroche siempre el cinturón. No quiero que le pase lo mismo que a los niños del vídeo de portada. Por suerte a partir de ahora los nuevos autocares ya contarán con cinturones de seguridad. Un alivio para los padres y un salvavidas para los niños. 

0 comentarios:

Publicar un comentario