viernes, 14 de septiembre de 2012

Relación entre los croissants y la luna


El croissant, quizá la pieza de bollería más querida, gran responsable de parte de nuestros michelines, guarda una bonita relación con nuestro satélite. Pero… ¿por qué?

Este curioso diseño a base de hojaldre tiene su origen en Austria, concretamente en Viena. Todos sabemos que allí la bollería es riquísima. Aunque la mayoría piensa que su origen está en Francia, lo único que consiguieron los franceses fue lanzar este bollo a la fama.

En español, la palabra francesa croissant significa “creciente” y hace referencia a la forma de la luna en una de sus fases. Lógicamente, la creciente. Aquí podrías pensar que se podían haber fijado también en la fase decreciente, que sería lo mismo pero con el croissant girado hacia el otro lado, pero la luna se suele dejar ver más en la fase creciente.

Luna creciente

He podido encontrar que fueron unos panaderos, los únicos que estaban despiertos a altas horas de la madrugada, los que alertaron a Viena de un ataque nocturno y a traición por parte de los turcos en el siglo XVIII. Cuando el emperador austriaco Leopoldo logró expulsar a los turcos, condecoró a los panaderos por su ayuda. Estos agradecieron el gesto de su emperador obsequíandole con una pieza de hojaldre con forma de luna.   

Se podría pensar también que la palabra "creciente" hace referencia al aumento de volumen de la masa durante el horneado, pero no es el caso.

Como habrás visto, he escrito croissant en lugar de cruasán, en contra de lo que sugiere la Real Academia Española, porque me parece un sacrilegio estropear una palabra de origen francés tan bonita. Igual que me parece un sacrilegio las marcas de bollería industrial que producen los croissants rectos y con los cuernos blandos.

Croissant recto
Lo que hay que admitir es que tienen una forma bien curiosa. ¿Quién no se ha puesto alguna vez este bollo en la cabeza simulando ser un toro? ¿Cómo te lo comes, dejándolo manco y comiéndote luego el cuerpo, o de un extremo al otro?

¿Os imagináis por qué los Donuts tienen el famoso agujero en el centro? La semana que viene te lo cuento
 

0 comentarios:

Publicar un comentario