jueves, 20 de septiembre de 2012

¿Por qué vestir de negro adelgaza?


Mi padre siempre le dice a mi madre que el negro le queda muy bien y que el día que él se muera ella estará guapísima en el funeral. Mi padre se lo toma con humor. Cierto es que mi madre sigue estando estupenda pese a su edad, y el negro, la favorece.

Intenté ser delicado en el anterior post, y así lo seguiré haciendo hoy, poniendo fotos de animales para representar un tema tan delicado como es el del peso y la imagen corporal. Ellos no tienen complejos. Por cierto, la foto de la vaca de ayer tenía sentido, aunque alguien no lo llegó a entender. Iba a poner a un pato pero me pareció desagradable.

Vestir de negro estiliza la figura. Como la ropa nunca queda ceñida totalmente al cuerpo se forman arrugas. La luz, al encontrarse con las arrugas, crea sombras. Como las sombras de las cosas siempre son negras, sobre el vestido negro no suelen destacar. De esta manera se eliminan las formas o se suavizan.

Si uno viste de blanco se ven absolutamente todas las arrugas y los pliegues de la ropa. Sus sombras son imposibles de disimular. Esto marca cada una de las formas de nuestro cuerpo. Si somos de los que solemos retener algo de grasa en el abdomen y caderas, no nos vamos a escapar y la ropa nos va a delatar esos quilitos de más.

De todas maneras sigo considerando que vestir de negro es parecido al maquillaje. Se intenta ocultar lo que no queremos mostrar al resto. Así que luego uno se lleva sorpresas. Donde esté lo natural…

0 comentarios:

Publicar un comentario