jueves, 20 de septiembre de 2012

Nuevos algoritmos inspirados en... ¡las hormigas!


Me arrepiento de haber pisado tal cantidad de hormigas durante tantos años. También de las inocentes mutilaciones que de pequeño solía practicarles. Recuerdo que algunas acababan en mi estómago. No sabía que podían ser tan útiles.

Como el primer plano de una hormiga es tan desagradable, en la imagen del post de hoy resalto lo que tanto nos sorprende de este artrópodo: su fuerza. Puede levantar 50 veces su propio peso.

Científicos acaban de descubrir que este animal es capaz de resolver potentes problemas matemáticos. Observando la forma de actuar de las hormigas ante distintos escenarios, a veces aleatorios, como pasa en la naturaleza, los ingenieros pueden inspirarse y desarrollar un software para computadoras industriales más eficiente. 

Una de las pruebas que cuenta el estudio es el de introducir una hormiga en un laberinto y observar cómo encuentra la salida. Si se introduce un obstáculo en el camino correcto se observa que la hormiga es capaz de encontrar la segunda trayectoria más corta hacia la salida con facilidad.

Ahora estoy reflexionando sobre el funcionamiento del Windows de mi portátil. Seguramente su creador se inspiró en un perro dando vueltas intentando morderse la cola.  

0 comentarios:

Publicar un comentario