miércoles, 19 de septiembre de 2012

LHC vs ALBA


Después de una larga semana donde hemos debatido el peligro que supone el LHC (Large Hadron Collider o Gran Colisionador de Hadrones) toca poner las cosas en su sitio. Una pequeña visita al acelerador de partículas que está en construcción en Barcelona, el ALBA, con algunos consejos del director del proyecto, el Dr. Joan Bordas, me han aportado tranquilidad. O lo que es lo mismo: toca seguir pagando la hipoteca porque el mundo no se va a acabar.

Ante la pregunta que le hice sobre si es posible la destrucción del planeta a causa del acelerador, lo primero que obtuve fue una sonrisa. Me dijo que en caso de accidente, el acelerador se apagaría “como una linterna”. Palabras textuales: “el problema lo tendríamos con los trabajadores, que se quejarían que se estarían sin luz”. Lo mejor de todo es que, al estar en construcción, había socavones que debíamos superar el cámara y yo, y él nos advertía: “¡cuidado con los agujeros negros!” Ante todo, humor.

Lo único que une el LHC suizo y el ALBA español es que cuentan con un acelerador de partículas. En el resto, son completamente distintos. El del LHC impulsa protones y el del ALBA electrones. La dimensión es otro punto en el que se diferencian de forma clara. El LHC cuenta con una circunferencia de 27 km de diámetro, mientras el ALBA sólo de 270 metros. Eso tiene una explicación.

El objetivo del LHC es mantener a una velocidad parecida a la de la luz un haz de protones para provocar un choque entre ellos. Interesa perder la mínima energía posible de las partículas, y eso se consigue con un radio muy grande (los protones van prácticamente rectos). El objetivo de ALBA es el contrario. No se busca una colisión, sino acelerar electrones para que pierdan energía. Lo hacen girando en un radio pequeño. Cuando el electrón pierde energía emite un tipo de luz especial, la denominada luz de sincrotrón, que es estudiada en los laboratorios pegados a su diámetro.

Gracias a ambos instrumentos, conseguiremos entender mejor cómo se comportan este tipo de partículas. Con nuevos conocimientos, se podrá perfeccionar campos como el la maquinaria médica, la química y la física de materiales.

Chicos, el mundo no se acaba. Así que tocará seguir trabajando, pagando puntualmente la hipoteca y aguantando a la suegra los fines de semana. 

0 comentarios:

Publicar un comentario