martes, 18 de septiembre de 2012

La primavera las hormonas altera



Como todos sabéis, hoy ha llegado la primavera. Durante esta jornada de 20 de marzo el día y la noche durarán lo mismo ya que los rayos del sol llegan perpendiculares al ecuador terrestre. Estamos en el equinoccio de primavera. En el movimiento elíptico que describe la Tierra alrededor del Sol únicamente ocurre dos veces durante todo el año: ahora en marzo, con la llegada de la primavera, y en septiembre, cuando empieza el otoño. El equinoccio marca el cambio de estación.

Pero la primavera no es sólo el tiempo que transcurre entre el equinoccio de primavera y el solsticio de verano. Muchas cosas empiezan con esta nueva estación y las tendremos con nosotros durante las próximas semanas. Hasta Martina Klein llega a laSexta (qué regalo, ¿verdad?).

La palabra “primavera”, según la Real Academia Española, proviene del latín primum (primero) y ver (verano). Es decir, “la primera parte del verano”. Llegamos a la conclusión que hoy empezamos una estación que es el principio de otra: el verano. Curioso.  

A partir de hoy aún notaremos más que el día se alarga ya que tendremos más horas de luz. Este aumento de irradiación solar provoca que la hipófisis, encargada de controlar el deseo sexual en nuestro cerebro, libere más hormonas (estrógenos en las mujeres y andrógenos en los hombres) que nos provocan un mayor apetito sexual. Estamos más animados, nos enamoramos más, vamos más ligeritos de ropa porque cada día hace más calor y nuestras hormonas están de fiesta mayor las 24 horas del día. Pensamos en nuestras futuras vacaciones y planificamos nuestro próximo viaje, y ésto nos hace estar más felices. Incluso la naturaleza estalla con el color de las flores y los insectos de ponen las botas con su polen.

En el Polo Norte también están de fiesta. A partir de hoy volverán a ver la luz del sol durante 6 meses seguidos después de 6 meses de oscuridad. Pero ellos no tienen a Martina Klein. Con lo bien que les iría un poco de calor…

0 comentarios:

Publicar un comentario