miércoles, 19 de septiembre de 2012

La extinción de la vida humana en la Tierra



Hace días que le estoy dando vueltas al tema. Pensé que nunca debería tener una excusa para hacerlo, pero la actualidad me está forzando, aunque no quiera hacerlo, a reflexionar sobre ello. Hubiera preferido estar en alerta por el impacto de un meteorito, como en el cine, pero no. No es el caso. 

Existe una famosa lista de algunas de las causas que podrían provocar la extinción de la vida humana en la Tierra.

Entre los creadores, aparte de los clásicos apocalípticos, físicos, geólogos, biólogos…

 Aquí os paso algunas de estas causas:  

-Erupciones volcánicas en cadena
-Inversión del campo magnético de la Tierra
-El cambio climático
-Actividad solar errática
-Impacto de un meteorito
-La revolución de las máquinas (al estilo Terminator)
-Mal uso de la tecnología (aceleradores de partículas, armas nucleares…)
-Una epidemia

Supongo que te habrás dado cuenta de la última causa: una epidemia. Cada día en los noticiarios están apareciendo más muertes por la gripe A. Lo preocupante es que las muertes se reparten a lo largo de todo el globo terráqueo. Una gripe que empezó de forma anecdótica y que se está convirtiendo en algo muy serio.

Ayer estuve hablando con mi compañero de piso. Me contó que en su trabajo un chico se ha tenido que ir a casa porque está infectado. Nunca llegó a compartir mesa con él, pero alarmado, me dijo: “¿Y si tecleamos en el mismo ordenador?” y prosiguió: “Marc, que nos vamos al hoyo en cuatro días, macho. ¡En cuatro días!”

Como mensaje esperanzador os puedo decir que todas las causas que podrían acabar con nosotros tienen solución, por muy apocalípticas que sean. El cine ya nos los ha demostrado. Aunque no dejan de ser historias de ficción, las soluciones no serían muy diferentes a las que nos muestran sus directores. En el caso de la gripe A, la solución está en la vacuna. Está en marcha, aunque aun deberemos esperar.

Una cosa os puedo decir: ni meteoritos, ni cambio climático. Nunca, desde hace cientos de años, la vida humana en la Tierra había estado tan comprometida a tan corto plazo como ahora.



0 comentarios:

Publicar un comentario