martes, 18 de septiembre de 2012

Igualdad


Es la palabra de moda. La configuración del nuevo gobierno de Zapatero nos ha dado una grata sorpresa: la creación del Ministerio de Igualdad. Su objetivo principal es velar por la igualdad de oportunidades entre el hombre y la mujer. Lógicamente el término “igualdad” en este caso se refiere al ámbito social. Déjame hoy contarte algo más de este término desde el punto de vista matemático porque no deja de ser curioso.

En el mundo de las matemáticas el símbolo “=” se ha empezado a utilizar hace relativamente poco tiempo. Muchos de nosotros, yo incluido, pensábamos que ya era utilizado en épocas egipcias, cuando se tienen indicios que nació esta ciencia. Pero no es así. Las calculadoras que los egipcios compraban en el chino de la esquina no tenían el signo “=”, ni sabían lo que era.

La primera vez que apareció el símbolo “=” fue en 1557. Robert Recorde, matemático inglés, estaba cansado de escribir “is equalle to” (sic), es decir, “es igual a”, cada vez que se refería a una igualdad. Inventó el símbolo largo “=====”. Lo eligió porque “dos cosas no pueden ser más iguales que dos rectas perfectamente paralelas”. Con el tiempo el símbolo fue reduciendo su longitud hasta el actual “=”.

Muchos hemos odiado y sufrido este símbolo durante nuestra época estudiantil. Ahora lo utilizamos para hacer cálculos de nuestra economía doméstica .Y vaya hostia nos pegamos, unos más que otros, cuando vemos que el resultado de la operación “ingresos – gastos” da negativo. Ya lo dijo Louis Van Gaal: “siempgre negatifo, nunca positifo”. Y ahora toca la declaración de hacienda. Lo que faltaba.  

0 comentarios:

Publicar un comentario