martes, 18 de septiembre de 2012

El tiro con efecto


Oliver y Benji fue una de las series de dibujos animados que más influenció mi generación. Disparos a puerta donde el balón describía efectos increíbles, incluso emitiendo sonido, nos dejaban atónitos. Parecía ficción, pero no todo lo era. El chute a portería con efecto lo vemos cada domingo en los largos resúmenes de fútbol y tiene su explicación física.

Hoy no será tan fácil la explicación, así que deja el cubata si estás en casa o deja de fijarte en el/la becario/a que la cosa viene hoy difícil.

Al lanzar una falta, después del impacto de la bota con el balón, éste se eleva, avanza y rota en el aire con sentido contrario a las agujas del reloj (lo más habitual si el jugador es diestro). En la parte izquierda del balón el aire avanza en el mismo sentido que la rotación del esférico, lo que provoca, gracias al efecto Bernoulli, que disminuya la presión en este lado. El balón se ve empujado a la izquierda durante su trayectoria ya que en su parte derecha recibe una mayor presión.

Lo que ocurre con el balón es denominado “Efecto Magnus”, el cual explica cómo un objeto que se mueve a través de un medio ve modificada su trayectoria por el hecho de rotar sobre sí mismo.

Os dejo un par de videos de Youtube donde se ven los cuatro ejemplos conocidos de faltas lanzadas por jugadores de fútbol. No hay truco, recuerda, sólo física.

Os prometo que en un futuro tocaré poco el tema del fútbol, que para eso ya están los compañeros de la planta de abajo (deportes, claro). Lo que sí veremos próximamente es el efecto Axe, donde la física también juega un papel importante.

K.Honda (selección de Japón)
Roberto Carlos (selección de Brasil)
David Beckham (Real Madrid)
Ronaldinho (cuando estaba en forma) (FC Barcelona)

0 comentarios:

Publicar un comentario