martes, 18 de septiembre de 2012

El sándwich que puso en peligro la misión de la Nasa

El transbordador espacial Discovery está a punto de despegar con destino a la Estación Espacial Internacional (ISS). La misión tiene como objetivo la instalación de un laboratorio de investigación, aparte de realizar las típicas labores de mantenimiento. Aunque la noticia que más ha trascendido es que habrá un pasajero muy especial: Buzz Lightyear, uno de los personajes principales de la película animada Toy Story.

Este cameo espacial es posible gracias a un acuerdo entre la Nasa y Disney para potenciar el interés por las ciencias, la tecnología y las matemáticas entre los jóvenes. El que no tuvo permiso alguno para formar parte de una misión fue un sándwich de chopped de ternera en 1965. Aún así, se coló en la nave espacial Gémini 3.

Los enseres personales de los astronautas son revisados de forma exhaustiva. No está permitido subir ningún tipo de comida, artilugio u objeto que pueda poner en peligro la misión. De todas maneras, el astronauta americano John Watts Young ocultó un emparedado dentro de su mochila. Cuando se descubrió la broma se desencadenó un escándalo a nivel nacional.

Los científicos acusaron al astronauta de poder haber provocado un desastre. Llenándose la nave de migas, se podrían haber dañado los equipos informáticos de la nave. Como lo llevó oculto 2 días podría incluso haberles hecho enfermar por estar en mal estado.

Lo más divertido de todo fue el momento en que John Watts le ofreció el sándwich a su compañero de misión, Gus Grissom. En cuando éste se dio cuenta que era de su restaurante favorito de Florida, dijo: “Tenemos un problema”. Watts, alarmado, preguntó: “¿Cuál?” Y Grissom respondió: “¡Que no tenemos mostaza!”

0 comentarios:

Publicar un comentario