miércoles, 19 de septiembre de 2012

El pez del Barça


Después de más de un mes donde sólo hemos oído hablar del fichaje de Cristiano Ronaldo, he querido compensar la balanza e irme un poco hacia el lado del club de la ciudad condal: el Barça. Hoy voy a hablar de unos peces que me robaron el corazón cuando era pequeño: los Paracheirodon Innesi, o también conocidos como peces Neón. En mi casa, les llamábamos los peces del Barça.

Antes de entrar en materia, un pequeño apunte. No sé vosotros, pero en mi casa los peces tenían nombre propio cuando sólo teníamos uno. Y era en la típica pecera que parecía una copa enorme de vino. Siempre adquiríamos el conocido pez naranja de agua fría, o Goldfish. Me acuerdo, con mucha nostalgia, de Rodrigo y de Pepe. Vivieron poco tiempo, pero no fue por falta de cariño. En cambio, los peces de agua caliente, como teníamos tantos, les dábamos un nombre por familia. Los basureros, que se pegaban como lapas a las paredes y al suelo dejándolo todo limpio, denominados Corydoras. Los que se parecen a un pez de mar, los Mollys, les llamábamos los plateados. Y los azulgrana, los del Barça, claro.

Los neones son peces muy pequeños. Miden entre 3 y 4 centímetros. Brillan cuando se enciende el florescente del acuario con una belleza sorprendente. Lo podéis comprobar en la imagen adjunta. Son, lógicamente, de aguas cálidas. Nunca se debe tener uno sólo, sino en manadas, o mejor dicho, cardúmenes, como se denomina en vocabulario marino, de como mínimo 10 ejemplares. Y como todo pez de pecera tan minúsculo, es muy delicado. Lo que llegaba a llorar cada vez que volvía del cole y mi madre me decía que había tirado uno al váter porque había muerto.

Son unos peces de los cuales siempre estuve orgulloso. Nunca llegué a distinguir los machos de las hembras, ni llegaron a procrear. Quizá no les daba tiempo porque morían. Pero para alguien nacido en Barcelona como yo, ver a unos seres vivos con los colores azulgrana tatuados en la piel era lo más bonito del mundo. Bueno, y ver los triunfos del entonces Dream Team de Cruyff, también. 

0 comentarios:

Publicar un comentario