martes, 18 de septiembre de 2012

El Hubble cumple los 18


El día 24 de abril de 2008 el telescopio espacial Hubble cumplió 18 años. Por este motivo la NASA (National Aeronautics and Space Administration) y la ESA (European Space Agency) han publicado un recopilatorio de las 59 fotografías más espectaculares que durante el último año el telescopio ha podido retratar. El telescopio se nos hace mayor y ya se puede emborrachar bajo su responsabilidad.

El Hubble fue lanzado en 1990. Fue un proyecto conjunto de ambas agencias espaciales y el principal objetivo era posicionar un telescopio de última generación (en la época) fuera de la atmósfera. Así se lograrían evitar los efectos de la turbulencia atmosférica, las desviaciones de ciertas longitudes de onda, la contaminación lumínica y, como no, la presencia de nubes que harían imposible una buena observación.

Desde su puesta en órbita ha recibido muchas visitas. No por parte de extraterrestres. Se han corregido más de una vez sus aberraciones esféricas, impactos de meteoritos y problemas en los circuitos internos por deficiencias de voltaje. No es extraordinario si pensamos que se trata de un instrumento con 18 años de vida, que no pasa una ITV cada dos y que está desnudo en el espacio. Meteoritos, basura espacial y el rozamiento (aunque mínimo) hace que de vez en cuando se le tenga que dar algún retoque. Cada cierto tiempo también se le debe dar un empujoncito para recolocarlo hasta su órbita correcta.

Para que nos hagamos un poco a la idea de la magnitud de este telescopio os dejo unas cuantas cifras. El cacharro pesa 11 toneladas (11.000 kilos, como una ballena de 20 metros). Tarda una hora y media en dar una vuelta a la Tierra a 600 kilómetros de altura. Su espejo principal mide 2,4 metros de diámetro. Me quedo aquí porque os estoy dando el coñazo con tantos números.

Como se hizo con la estación espacial rusa MIR, la vida del telescopio se intentará alargar lo máximo posible. De momento está prevista su desactivación entre 2010 y 2015, pero la cosa está por ver. Espero que no ocurra lo mismo que le pasó al satélite espía USA-193, que se descontroló y Bush le metió un petardazo con un misil. Suerte que en este caso está la ESA para poner un poco de sentido común.

0 comentarios:

Publicar un comentario