martes, 18 de septiembre de 2012

El color de los fuegos artificiales


Hablar del verano es sinónimo de hablar de fiestas mayores. Hoy no vamos a estudiar el estado físico de nuestros abuelos. Es sorprendente cómo aguantan bailando hasta las tantas de la madrugada con la orquestra de fondo, mientras durante el resto del año apenas tienen energía para ir a comprar el pan. Hoy hablaremos de los fuegos artificiales, los cuales suelen poner punto y final a las fiestas mayores.

Me gustaría contarte cómo se consigue cada color en el cielo. La explicación física es muy sencilla. Los cohetes tienen una cantidad importante de pólvora en su interior. Cuando la llama entra en contacto con ella, ya sea a través de mecha o de otro material, se produce una explosión. Este aumento súbito de la temperatura provoca que los electrones de los átomos del material que va a producir el color se exciten. Estamos hablando de excitación atómica, te lo recuerdo.

En este punto los electrones se mueven de forma mucho más rápida y su energía aumenta brutalmente. Como todo en la naturaleza, un átomo quiere recuperar su estado inicial de energía, en una especie de equilibrio. Es decir, un estado mínimo de energía. La única forma que tiene de hacerlo es liberando la energía emitiendo fotones. Y como sabrás, los fotones son luz.

Ahora que ya sabemos por qué brilla el cohete tras la explosión, vamos a ver cómo conseguir cada color en el cielo. Se utiliza como material la mayoría de elementos de la tabla periódica. A continuación te adjunto una lista de los principales colores, juntamente con el material necesario para ello.

Amarillo = sodio. Verde claro = cinc. Verde = cobre. Naranja = calcio. Rojo = estroncio. Azul = arsénico, plomo o selenio. Magenta = potasio. Violeta = rubidio.

Y para acabar, un pequeño consejo. Como siempre nos quedamos con la boca abierta mirando hacia el cielo tras cada cohete, antes de contemplar unos fuegos artificiales fíjate en el sentido en el cual sopla el viento. Así ahorrarás comerte algún resto de cohete que no se ha llegado a quemar. Por experiencia, puedo decirte que sabe muy mal.  

0 comentarios:

Publicar un comentario