martes, 18 de septiembre de 2012

El campo infinito de Oliver y Benji


En la segunda entrega del estudio de series de dibujos animados, hoy toca analizar la que más infracciones físicas comete: Súper-Campeones. O como mejor la conocemos todos: Oliver y Benji.

Tal y como hice ayer con el post de Heidi, el desarrollo de los cálculos lo podréis ver con detalle en La Web de Física. Os paso un resumen de los resultados obtenidos matemáticamente y con todo el rigor físico.

El primer estudio hace referencia a la gravedad existente en Japón. Teniendo en cuenta que Oliver efectúa saltos el doble de altos de lo que mide una portería, tardando 10 segundos en realizarlo, el resultado obtenido es el siguiente: la gravedad en Japón es 100 veces menor que en el resto de la Tierra.

El segundo análisis se centra en conocer la longitud del terreno de juego. Cuando los jugadores salen con el balón controlado desde su campo, no pueden ver la portería contraria. Si los jugadores miden 1,60 metros, mediante los cálculos se obtiene una longitud del campo de 1500 metros.

Otro resultado curioso es el de la velocidad del balón en un disparo a puerta. Como en 5 segundos recorre el campo de un extremo a otro, la velocidad del esférico (como les gusta llamarlo a los periodistas deportivos) es de 1080 km/h.

El cálculo más curioso es el del peso del portero Ed Warner, del equipo de Marc Lenders. En uno de los capítulos es capaz de detener el balón, que recordamos que avanza a 1080 km/h y pesa unos 430 gramos, y sale despedido a 3 metros debido al impulso. ¡El portero pesa 272 kg!  

Ahora sólo deseo que lo repongan otra vez. Con las veces que la Primera ha emitido Verano Azul… ¡y con Oliver y Benji no hay manera! 

0 comentarios:

Publicar un comentario