jueves, 20 de septiembre de 2012

El almanaque para entender el año


Durante estos días, con la llegada de la primavera, llegan los días en los cuales la duración de la noche y el día es prácticamente la misma. De hecho, hoy día 20 de marzo ha sido el equinoccio. Para contarlo, en la méteo hemos sacado el gráfico que te he adjuntado en este post.

Con tan solo esta imagen podemos entender cómo se distribuyen las horas de sol en cada mes del año. En los laterales tenemos los meses más fríos, durante los cuales el día es más corto que la noche. En cambio, en la parte central los días son mucho más largos y son esos meses donde más sufrimos el calor.

Justo en el centro tenemos el día más largo del año, que dura 15 horas y 3 minutos. Corresponde al solsticio de verano, que este año llega el 21 de junio, justo cuando abandonaremos la primavera. En cambio, el día más corto dura solo 9 horas y 17 minutos. Ambos datos corresponden a Madrid. En el resto de España la diferencia es de pocos minutos.

Si nos situamos a la altura del día en que estamos ahora, si la grafista y yo no nos hemos equivocado ( y nos ha costado una barbaridad, por cierto) el tramo diurno debe medir exactamente lo mismo que el nocturno (claro está que el nocturno lo tenemos dividido en dos).

Si puedes observar, la traza de los atardeceres y amaneceres a lo largo del año sigue una trayectoria por todos conocida: un movimiento sinusoidal. Imagínate tres o cuatro imágenes (o años) puestas una al lado de la otra y dibuja de nuevo esa línea. Una onda que se repite, sube y baja con una periodicidad exacta. Las matemáticas rigen el Universo, y como no, la Tierra. Es la representación causada por el movimiento elíptico de nuestro planeta entorno el Sol y la orientación inclinada del eje terrestre.

0 comentarios:

Publicar un comentario