martes, 18 de septiembre de 2012

Dormir fresquito en verano


Ahora que ya estamos en pleno verano empezamos a registrar temperaturas mínimas insoportables. El ejemplo más claro lo hemos vivido este pasado fin de semana. En Málaga, la temperatura mínima de la noche del sábado al domingo fue de 27 grados. ¡Así es imposible dormir! Hoy vamos a ver algunos truquitos para hacer que estas noches sean un poco más soportables.

Lo que debemos evitar es dormir acompañados. Sí que se puede estar en compañía un ratito, hablando de cómo ha ido el día, con cariñitos incluidos… pero después del besuqueo, mejor dormir en camas distintas. Siempre debe haber un diálogo previo para evitar malentendidos, pero nuestra biología lo confirma: el cuerpo humano es una fuente infinita de calor, y en verano, mejor huir de otros cuerpos por la noche.

No es recomendable dormir con el aire acondicionado encendido. Sí que notaremos más fresco, pero menos humedad, lo cual nos puede garantizar un buen constipado veraniego, que son los peores ya que cuesta mucho librarse de ellos. El peligro del clásico ventilador es que pueda arder por la noche y no nos enteremos.

Para poder conciliar bien el sueño en verano hay muchos trucos. El mejor es dormir con la ventana de la habitación abierta. Si además abrimos la puerta y otra ventana de la casa, conseguiremos una corriente de aire, que aunque sea cálida, será suficiente para conseguir algo de fresco. Mejor contar con mosquiteras para evitar visitantes indeseados por la noche.

Otro buen truco es una ducha (puede ser fría o caliente) y echarse a la cama un poco mojado. Mientras el agua se vaya evaporando nuestra piel se irá refrescando. Es lo que ya te he contado con anterioridad: la evaporación es una reacción endotérmica. Necesita calor y la toma del cuerpo, el cual se refresca. Cuidado con no mojar mucho el pelo porque podríamos pillar un buen catarro.

Pero lo mejor de todo es huir de la ciudad. Estamos en uno de los países de Europa con mayor diversidad climática entre distintos puntos de nuestra geografía. Así que si eres de los que no aguanta el calor de la ciudad en verano, tómate unos días y viaja al norte. Allí estarás más fresco y podrás dormir abrazado con quien quieras.

0 comentarios:

Publicar un comentario