martes, 18 de septiembre de 2012

Cual huevo frito


Este año no podemos poner en duda que el verano ha llegado con fuerza. Quizá es el cambio de estación, en estos últimos años, donde el tiempo y el calendario se han puesto más de acuerdo. Llega el verano y llega el calor. Además, a lo bestia. Si el primer fin de semana de verano hemos podido comprobar lo que puede llegar a calentar nuestro sol, durante los próximos días nos vamos a cocer vivos. Ya no hay excusa para no enseñar carne. ¡Viva el calor!

Hasta el próximo fin de semana el sur del país será quien reciba las temperaturas más altas de lo que llevamos de año. Soy un poco precavido a la hora de hacer previsiones a más de una semana vista, pero no sería de extrañar que estos próximos días sean los más calurosos que tendremos durante todo el verano. Y si me equivoco (tengo un 50% de posibilidades de hacerlo), no sé cómo vamos a sobrevivir.

Así que cada uno se plantee cómo superar de la mejor manera posible estos días tórridos. Aquí algunas ideas: dormir de día y vivir de noche (y que la novia te abandone), exprimir al máximo tu ventilador en casa (y dejarte el sueldo en el recibo de la luz), ir medio desnudo por la calle (y que te detengan), vivir en el trabajo (hasta resfriarte por el aire acondicionado)… y así un sinfín de ejemplos donde llegamos a la conclusión que tanto calor no puede ser bueno.

Para terminar, un pequeño truco para hacer más llevadero el calor de estos próximos días: una duchita fría antes de salir de casa por la mañana, y otra antes de ir a dormir por la noche. La primera para refrescarnos el día, y la de la noche… para quitarnos de la cabeza tanta falda y tanto escote (ellos) y tanto músculo (ellas).

0 comentarios:

Publicar un comentario