miércoles, 19 de septiembre de 2012

Continuará


Ha llegado el momento de descansar unos días.

Aprovecharé para reconciliarme con la naturaleza, tras meses de engaño con el asfalto de Madrid; llevo demasiados meses poniéndole los cuernos. Ya que estamos, también dejaré de perseguir las inclemencias del tiempo, que por una vez sean ellas quienes vayan tras de mí.

Y cómo no, disfrutaré de eso que tanto necesitamos: el calor de la familia..

Nos volvemos a ver en noviembre.

0 comentarios:

Publicar un comentario