martes, 18 de septiembre de 2012

Ahora la cerveza me gusta más


Hoy, más que nunca, con la reciente final de la Eurocopa y la gran victoria de España, toca hablar de la cerveza. Me encantaría saber, y seguro que algún periódico lo sacará mañana, los litros que se han consumido de cerveza durante esta pasada noche. Tenemos todos los ingredientes para que se fulmine un récord de consumo: calor aplastante desde el norte de África hasta el centro de Europa, dos aficiones amantes de beber alcohol durante los grandes acontecimientos: Alemania y España, y nervios, muchos nervios.

Para calcular los litros de consumo de cerveza tocará hacer estimaciones, como siempre. Lo mismo que ocurre en las manifestaciones, las audiencias… Tocará estudiar un grupo reducido de gente, tener en cuenta los habitantes de cada país y multiplicar. El problema viene cuando el grupito de estudio es reducido (menos de mil sería cometer un error demasiado grande).

Después, en esto de las estadísticas, siempre sale alguna anécdota. Por ejemplo, aquella que suele decir que en cada casa de España se han bebido de media 4 litros de cerveza durante el partido. ¿También se habrán bebido los 4 litros de cerveza los dos niños que se han quedado con la canguro en casa mientras sus padres se han ido de cena? ¿Se lo beberá sola la canguro? ¿Los niños de escondidas?

Esto de las estadísticas siempre me ha impresionado. Según los datos históricos, en 1950 la media de consumo de cerveza por habitante español era de 3 litros al año. En 1990 ya era de 72 litros. ¡Impresionante! ¿Somos los españoles unos borrachos? No. Damos de comer a los dueños de nuestros bares.

Después de la gloriosa noche que hemos vivido hoy, la cerveza me va a gustar más. Durante las dos últimas semanas, con tantas reuniones con amigos, mi cuerpo ha llegado a  destilar tal cantidad de cerveza que mi cerebro empieza a relacionar las palabras cerveza-televisión-fútbol-selección española-victoria. Es decir, cerveza = victoria. No importa. Tarde o temprano volveremos a perder, aunque tras este verano, la cerveza me sabe mucho mejor.

0 comentarios:

Publicar un comentario